Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Wrecking ball’

Segundo concierto de Springsteen en Barcelona y otra anécdota


Hoy segunda cita en el Olímpico de Montjuic. Tras el viaje y la resaca de ayer, hoy toca recuperarse un poco y terminar de disfrutar con Bruce, el cual no volverá a España hasta el 2 de junio (concierto de Donosti).
Voy a contaros otra anécdota sobre mis conciertos ‘brusísticos’.
Os dije que el primero fue en 2003. Pues bien, el segundo tardó ¡tres años! en producirse. ¿Las razones? Que Bruce eligiese el servicio de venta de entradas por teléfono para su gira de 2005 (‘Devils & Dust Tour’). Además, tocó en un sitio más pequeño (el Palacio de los Deportes de Madrid) en ese junio (el día 2) y había una mayor dificultad para verle. La gira era acústica y él solo en el escenario. Me salí varias veces de las clases de tercero de Periodismo para llamar al servicio telefónico pero no tuve suerte y no conseguí entradas (¡ay si hubiese conocido antes al club ‘The Stone Pony’…).
Mi fervor por Springsteen no sé muy bien por qué decreció en 2005 y 2006. Hasta tal punto fue así que ni me enteré de la venta de entradas para su gira de 2006 (‘The Seeger Sessions Tour’). Cuando por fin reaccioné, para Las Ventas el 19 de octubre ya estaba todo comprado y decidí adquirir una para Valencia dos días después. El tema es que el mismo 19 de octubre, por la mañana me enteré de que habían sacado nuevas entradas porque el escenario era más pequeño. ¿Qué ocurrió? Que yo llamé a mi director de La Ser de Aranjuez y me dejó ir (muchas gracias de nuevo). Gasté los 50 euros de esa entrada y descarté el viaje a Valencia. Además, fue la primera vez que acudí acompañado por mi amigo Gabriele. El concierto con una banda de folk durante unas dos horas y media y me gustó bastante. ¿El detalle negativo? Que había llovido muchísimo y el suelo estaba totalmente embarrado. Éste fue el listado (http://www.backstreets.com/setlists2006.html):
“Setlist: John Henry/Old Dan Tucker/Atlantic City/All the Way Home/Eyes on the Prize/Jesse James/O Mary Don’t You Weep/Bobby Jean/Erie Canal/My Oklahoma Home/Devils & Dust/Mrs. McGrath/How Can a Poor Man Stand Such Times and Live?/Jacob’s Ladder/Long Time Comin’/Open All Night/Pay Me My Money Down
Encore: My City of Ruins/You Can Look (But You Better Not Touch)/When the Saints Go Marching In/This Little Light of Mine/American Land.”
En esa gira, Bruce dio seis conciertos en España (en lugares tan variopintos como Santander, Granada, Valencia o Badalona) y tengo que lamentarme por no haber estado más atento para verle en más sitios. Esa gira me terminó resultando peculiar e imprescindible. No era el típico concierto de Bruce y eso le daba más valor.
Hasta el 2 de junio no os hablaré de otro concierto de Bruce. Esta vez será el de Madrid el 25 de noviembre de 2007.

Anuncios

Hoy empieza mi gira con @springsteen. Primeras anécdotas


Es 17 de mayo y desde diciembre llevo esperando este gran momento: mi primer concierto de Bruce Springsteen en 2012. Iré a seis (ya veremos si no serán siete al final) y comenzaré por la ciudad donde en 1981 dio su primera actuación en España: Barcelona. Tenía muchísimas ganas de ver a Bruce en esta ciudad y creo que será muy especial. Para celebrar este hecho, voy a hablaros de cada uno de los ocho conciertos que he visto de ‘El Jefe’.
Empezaré por orden cronológico. El 19 de mayo de 2003 fui a La Peineta de Madrid. Recuerdo que falté a algunas clases de 1º de Periodismo por él. La razón de mi gusto por Springsteen se debe a que en el hipermercado de Aranjuez había discos baratos. En 1999 coleccioné casi todo lo de U2, en el 2000 casi todo lo de Mike Oldfield y en 2001 comencé con Springsteen desde lo más antiguo a lo más nuevo. Tuve la gran suerte de que se hallaba en un buen momento después de su negra década de los noventa. Acababa de finalizar la gira ‘The Reunion Tour’ y de volver con su banda de toda la vida. El resultado fue tan bueno que lo recogió en un doble CD y DVD. Cuando me lo compré me enganchó muchísimo, pero cuando más me emocionó fue tras publicar ‘The rising’ en julio de 2002 (yo estaba de vacaciones en Málaga y fui a comprarlo inmediatamente). Lo mejor de ese 2002 llegó cuando tocó en directo en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Un tío me grabó lo que la MTV emitió (la mitad del concierto, hasta ‘Dancing in the dark’). Se trató de un auténtico éxtasis. Impresionante. Esto me convenció aún más para comprar la entrada para el concierto de Madrid, que salió en diciembre/enero. Quedé con un compañero de universidad, José Pedro, para adquirirla en Madrid Rock (entonces el servicio de venta se colapsaba a la mínima). Pues bien, al final no la compré ahí, sino en una cadena de tiendas de música llamada “Tipo”. La gran estupidez que cometí fue no leer la colocación de las entradas. Era mi primer concierto a lo grande y creía que las entradas más caras eran las más cercanas al escenario. ¡Error! Normalmente son las más baratas. Recuerdo que me costó 57 euros y cuando la vio José Pedro se lamentó.
Llegó ese 19 de mayo y yo ya estaba por La Peineta a eso de las 17:30 horas. El concierto empezó a las 21:35 horas, más o menos. No se me olvidará cómo aparecieron las furgonetas que traían a los músicos. Claro que yo las vi muy bien. Estaba muy centrado en una grada a unos 70-80 metros del escenario (hasta me compré unos prismáticos) y mi asiento no es estuviese bajo (más bien en la segunda mitad superior de la grada). En fin… Un gran error que no volví a cometer.
El concierto estuvo muy bien aunque lo disfruté menos por la distancia (terminé un poco más abajo en la última hora del concierto) y el sonido no fue excelente. Pero Bruce lo dio todo en una noche cálida.
Éste fue el listado (http://www.backstreets.com/setlists2003R.html)
“Setlist: The Rising/Lonesome Day/Prove It All Night/Candy’s Room/My Love Will Not Let You Down/Empty Sky/You’re Missing/Waitin’ on a Sunny Day/Better Days (with Elliott Murphy)/The Promised Land/Worlds Apart/Badlands/Out in the Street/Mary’s Place/Countin’ on a Miracle/Jungleland/Into the Fire.
First Encore: Cadillac Ranch/Bobby Jean/Glory Days/Born to Run (with Elliott Murphy)/Ramrod (with Ali Weinberg).
Second Encore: My City of Ruins/Land of Hope and Dreams/Dancing in the Dark/Darlington County”.
Ese día conocí a un ‘brusista’ que estuvo también en 1999 en ese estadio para ver a Bruce. Fue majo, pero nunca más volví a coincidir con él. Suele ocurrir en los conciertos. Conoces a alguien durante unas horas y luego no existe más.
Mañana otra anécdota, porque mañana viernes acudiré al segundo concierto en Barcelona de Bruce.

El Wrecking Ball de @springsteen es más de lo que parece


Este disco no deja indiferente a ningún seguidor de Bruce Springsteen. No se puede considerar innovador, pero tampoco se puede decir que ha compuesto lo mismo de los últimos discos. Lo que no se puede aguantar de WRECKING BALL es su escasez de temas nuevos: sólo 10, ya que los otros tres ya los conocíamos desde que en 1999 tocase LAND OF HOPE AND DREAMS, en 2006 descubriese AMERICAN LAND y en 2009 el título homónimo del último producto ‘springstiano’. He aquí mi análisis de cada corte obviando en todo momento el contenido de la letra (lo menos importante para mí en Springsteen y en cualquier artista):
1. WE TAKE CARE OF OUR OWN: Deja frío a las primeras de cambio por la repetición (hasta la extenuación) de una melodía de tres notas, pero sólo se necesita verla en directo para comprobar la extraordinaria fuerza que tiene. Un single pop, nada más (y nada menos).
2. EASY MONEY: Editada para conseguir el éxito. Es folk con tintes pop y con el mismo ritmo que INTO THE FIRE (2002). La melodía es preciosa y enérgica, pero a los tres minutos y medio le sobran sesenta segundos.
3. SHACKLED AND DRAWN: Más folk que la anterior y menos pop, aunque todo consiste en repetir una estrofa melódica. Ideada para contentar.
4. JACK OF ALL TRADES: Ritmo lento y envolvente. Una gran obra a pesar de que a lo mejor cuenta con un minuto más de lo recomendable. Intensidad fantástica con un Bruce que canta desde lo más profundo del alma. La guitarra, muy bien elegida, así como la sección de viento y esa trompeta triste.
5. DEATH TO MY HOMETOWN: Ilustrativa del toque folk de este disco. Con el ritmo típico de Springsteen (y de casi todo el pop), esta canción recuerda a las melodías tradicionales de los celtas. En directo es una pasada y en el disco se diluye más. De nuevo repetición de la melodía principal.
6. THIS DEPRESSION: He leído en EL PAÍS que es la peor del disco. No entiendo por qué. Más bien es de las cuatro mejores. Es verdad que la letra no inspira calidad, pero la atmósfera envolvente, la batería secante, la guitarra pulida y potente, los coros angelicales y el interés por conmover configuran un tema muy bueno.
7. WRECKING BALL: Debido a cómo ha grabado la décima canción, ésta es la mejor sin duda. Si ya en directo asombró a todos desde el 30 de septiembre de 2009 (tocada para conmemorar la demolición del Giants Stadium de Nueva Jersey) en el disco es más bella, robusta y melodiosa. Los seis minutos más inspirados de la hora de escucha.
8. YOU’VE GOT IT: Mejora según pasan las audiciones principalmente por su carácter macarrilla. No desentona pero no aporta nada al conjunto del disco. Sería una cara ‘b’. Más parecida a un blues.
9. ROCKY GROUND: La peor con diferencia. Repetitiva hasta la saciedad e hiperproducida. Otra cara ‘b’. El rap suavecito no presenta ningún interés.
10. LAND OF HOPE AND DREAMS: Compitiendo con OUTLAW PETE, es la mejor obra maestra de Springsteen desde 1999 (muy habitual en las giras del REUNION TOUR y del THE RISING TOUR y menos en las del DEVILS AND DUST TOUR, del THE SEEGER SESSIONS TOUR y del WORKING ON A DREAM TOUR), pero su paso por el estudio de grabación la ha reformado con una pérdida de detalles que no se soporta. Además, los cambios de ritmo no la favorecen. Aun así, es una canción que nunca hay que olvidarla y que se halla entre las 15 mejores de Bruce.
11. WE ARE ALIVE: Su toque parecido a MY BEST WAS NEVER GOOD ENOUGH no desaparece al principio y luego mete una melodía parecida a otra de JOHNNY CASH. Interesante según la reproduces varias veces, pero le falta despuntar.
12. SWALLOWED UP: Negra canción, lenta y desgarrada. A priori no pasa nada y se entiende que sea una cara ‘b’ (no se encuentra en la edición normal del disco).
13. AMERICAN LAND: Incursión en los estudios de este himno que vuelve loco a cualquier seguidor. Casi no ha fallado al final de cada concierto desde la gira de 2006. Con la E STREET BAND es más mítica. No se entiende que la haya incrustado en este disco a pesar de que es muy folk, ya que en la edición especial de la SEEGER SESSIONS ya se hallaba en una versión en directo.

Valoración final:
Sabiendo que esta obra no se aproxima a ninguno de sus cinco primeros discos (de 1973 a 1980) y que ha querido ilustrar la crisis económica con un toque folk, la composición de WRECKING BALL permite que Bruce Springsteen salga de gira con seguridad de éxito (sin la necesidad de tirar de excesivos clásicos para completar sus conciertos). Posiblemente sea más coherente que el vilipendiado WORKING ON A DREAM (muy criticado por los expertos y por los aficionados a pesar de que a mí me parece una maravilla; el problema es que no había muchos temas grandilocuentes en directo) y se acerque al MAGIC y al THE RISING, pero creo que repite demasiado sus melodías y que hay menos sorpresas de gran calado cualitativo (el insertar esas tres canciones ya conocidas como mínimo desde 2009 no es de mi agrado). La ausencia de Clarence Clemmons (aparece en LAND OF HOPE AND DREAMS y posiblemente se oiga algo en WRECKING BALL) la cubre con sección de vientos y una banda más grande, pero como es ley de vida se nota (ante ello Bruce no puede hacer mucho). Lo que sí tengo claro es que Springsteen es al mismo tiempo influyente, contradictorio (habla de pobres cuando él es un rico que vende entradas baratas a 73 euros), mítico, muy expresivo, imprescindible y carismático, y por ello recomiendo este disco por encima de casi cualquier publicación de 2012, de 2013, de 2014…

Nube de etiquetas