Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Vetusta Morla’

@vetustamorla con vitola de supergrupo


El sábado 10 de diciembre mientras que toda España estaba paralizada por el clásico entre el Real Madrid y el Barcelona, yo estuve viendo a Vetusta Morla en la Sala Riviera de Madrid. Fue un concierto de 118 minutos con mucha energía y con un listado muy interesante para mí (por ejemplo, faltó ‘La marea’ y el final fue absolutamente arrollador). Os dejo algunas fotos que tomé con mi limitado móvil en la primera fila. También grabé muchísimo vídeo que si no estropeé yo cantando, lo podréis ver en youtube. El conjunto de canciones tocadas creo que ascendió a 21 (posiblemente muy parecido al de la noche anterior; hay que recordar que ésta era la tercera de las cincos noches abarrotadas en esta sala por el grupo), aunque no me sé ahora mismo el listado por el efecto de la memoria. Para que os hagáis una idea, tocaron todas las de ‘Mapas’ y se ahorraron cinco de ‘Un día en el mundo’: ‘Autocrítica’, ‘La marea’, ‘Pequeño desastre animal’, ‘Al respirar’ y ‘Año nuevo’. Eladio y su grupo tocaron de telonero. Tiene buena música, pero poca chispa sobre el escenario.

Hace tres meses yo escribí esto en este blog (https://carlosvelasco.wordpress.com/2011/09/10/a-vetusta-morla-le-falta-despuntar/). Tras el concierto en Valdemoro (que vi a 15 metros del escenario, con un público más bien soso y con medio aforo por vender), no me convenció Vetusta Morla. Ayer con una Riviera absolutamente volcada con los seis músicos, la opinión es bien diferente. Están a un nivel espectacular. Les falta un sencillo que llene estadios, pero en salas ya arrollan.

Gran juego de luces.

Una luz que alumbra a Juan Manuel Latorre.

Pucho iluminado en el centro del escenario.

Todos juntos antes de tocar 'El hombre del saco' o 'La cuadratura del círculo'. No me acuerdo bien.

Posiblemente se vea a todo el grupo.

Anuncios

A Vetusta Morla le falta despuntar


El viernes de madrugada estuve viendo en Valdemoro a Vetusta Morla, el grupo español que por su calidad debe engrandecer el pop-rock español. Ya les vi casi todo el concierto en Aranjuez el 4 de septiembre de 2009 y me encantaron porque tienen canciones con pretensión de magnificiencia, algo que siempre me llena.

El último disco, “Mapas”, posee 12 canciones y, como es normal, posee alguna laguna. Todo aquel que lo quiera escuchar no tiene más que pinchar en http://vetustamorla.com/. Hallará alguna obra maestra como “Los días raros”, “Lo que te hace grande” o “Boca en la tierra”. Reconozco que si por mí fuera, iría a verles tres o cuatro veces más para escuchar estos temazos en sus conciertos. Del primer álbum de 2008, “Un día en el mundo”, debemos recordar las impresionantes “Copenhague”, “Autocrítica”, “Sálvese quien pueda” o “Valiente”, por mencionar a tres únicamente.

Vamos al resultado global del concierto que congregó a unas 3.000 personas en un campo de fútbol de tierra de la población del sur de Madrid. Entre que el sonido no era bueno y que el cantante se encierra a ratos en el centro del escenario mientras que los músicos no salen de su sitio establecido, el concierto alternó momentos de excelente calidad con otros en el que las canciones no aguantan la dura prueba del directo, esto es, se demostraba que eran cortes más propicios para salas pequeñas que para recintos muy abiertos. Además, la elección del orden de las canciones posibilitó que el concierto fuese a menos inevitablemente (baladas y temas secundarios para cerrar el repertorio).

Musicalmente Vetusta Morla se parece mucho al primer Radiohead (espero que no se pierda como el grupo británico en algunos momentos de su segunda década) y les falta quizás redondear más sus estribillos (muy originales, por otra parte) y la estructura de sus canciones para tener aún más fuerza y así llegar a un público más amplio. ¿Que no quieren llegar a un público más amplio? No creo que llenen un Palacio de los Deportes ni un Vicente Calderón. Si lo hacen ganarán más dinero y podrán vivir totalmente de dar conciertos. Ellos verán.

Lo buenísimo de Vetusta Morla es el excelente trato que dan a sus melodías de guitarra y la voz envolvente y cambiante de su vocalista. Les queda ser más expresivos en los conciertos, como digo, a pesar de que en ciertos pasajes de los 110 minutos del concierto se vinieron arriba. El comienzo con la excepcional “Los días raros” no me parece una gran idea, a pesar de que ésta va creciendo desde el silencio hasta el éxtasis. En definitiva, Vetusta Morla tiene las intenciones ya marcadas para ser un grupazo, algo que están muy cerca de conseguir. Un mejor manager les cambiará y les guiará hacia el estrellato.

Nube de etiquetas