Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Tomic’

¿Cómo puede el Bilbao ganar al Real Madrid?


Parece mentira que el Bilbao haya ganado al Real Madrid. En el primer partido se notó con claridad la diferencia entre las dos plantillas: el Madrid tiene un escolta muy difícil de parar como es Llull, un pívot muy alto como Tomic que necesita poco esfuerzo para lanzar un gancho y un guerrero como Felipe Reyes siempre alerta. El Bilbao no era más que un conjunto de ‘segundos filas’ y por eso se desinflaron a la hora de la verdad (con 61-59 no supieron rematar).

Sin embargo, 48 horas después cambió la situación y el Real Madrid derivó en un equipo que requería de gestas para solventar una dura prueba (25-44 al descanso). Se puso con 62-61, pero entonces surgió una entereza importante por parte del Bilbao (que cuenta con numerosos veteranos) que destrozó al Madrid (sobre todo desde la personal). El Madrid sólo pudo remontar con Llull como puntal y el resto se diluyó. Mirotic anda en un estado de gracia menor, Suárez es una sombra de lo que fue por la apuesta de Molin por Tucker, Prigioni es el líder en todos los aspectos del equipo y pocas cosas funcionan.

El 1-3 es tan probable como el 3-2. Ya no apostaré por el Bilbao como lo hice por el Valencia. Curiosamente se produjo el mismo resultado en el segundo partido que en la Euroliga hace apenas dos meses. Veremos…

Anuncios

¿Se puede hablar de cambio de tendencia sin Navarro?


No nos aventuremos a pensar que el Real Madrid y el Barcelona ya no son lo que eran. En dos temporadas el Real Madrid ha sido capaz de vencer en dos ocasiones al Barcelona y en una de ellas no ha estado Messina (mientras que, creo recordar, en otras 10 derrotas sí ha estado presente). El partido llegó a la prórroga con un Barcelona mal hilvanado en ataque por sus bases (la defensa del Real Madrid no lo permitió) y con acciones más individuales de lo que habrían querido los culés. El Real Madrid consiguió siempre que los visitantes optasen por las peores líneas de pase para no ser tan peligrosos, mientras que el bloqueo directo de Prigioni y de Tomic hizo mucho más daño al Barcelona.

Sea como fuere, vemos a un Real Madrid sorprendentemente ganador (digo sorprendentemente porque era complicado creer en este conjunto dirigido por Messina) y a un Barcelona ¡que no contó con un Navarro sano en los duelos de Atenas ni de Madrid! Que estén tranquilos en Barcelona si quieren optar por la liga. Lo único que tienen que hacer es conseguir 5 victorias de aquí hasta el final de la temporada regular (“estoy convencido de que las necesitaremos para ser primeros”, dijo Xavi Pascual) y afianzar el factor cancha en una hipotética final contra los blancos. Digo hipotética porque el Valencia será el presumible tercero de la liga y por ello se enfrentaría en semifinales al Real Madrid (otra serie a 5 partidos, probablemente, y con Augustine y Claver recuperados).

En definitiva, quedan dos meses de una gran calidad en la ACB con un Real Madrid que va a más (pero ha tenido que sudar sangre para llegar a la F4 y para estar empatado con el Barcelona), con unos azulgranas que necesitan a Navarro para ser los mejores y con un Valencia que dará guerra como ya se ha visto en la Euroliga. ¡A disfrutar!

A un día del Madrid-Valencia de la Euroliga


Creo firmemente que el Real Madrid deberá aspirar a aplicar la épica para doblegar al Valencia Basket a partir del martes en la Caja Mágica. Estos dos duelos (el otro será el jueves) serán muy difíciles de afrontar por parte de un conjunto blanco que pierde a dos patas que le sostienen por fuera (Sergio Rodríguez y Clay Tucker) ante un equipo de Pesic que aparentemente llega con los mínimos mimbres para plantar llegar a la F4.

Ante la adversidad, opino que ambas escuadras nos ofrecerán un espectáculo apto y válido para asistentes a las canchas y no para los televidentes. Los partidos a menos de 60 puntos serán una tónica y la dureza en la zona se impondrá. Ahí tiene mucho que ganar el Valencia, que en Fuenlabrada sacó del partido a los de Maldonado sólo por pegar más a los escuálidos interiores.

El Real Madrid necesitará a un Llull y a un Tomic de 10 para anotar al menos 40 puntos entre ellos de los 60 del Real Madrid. El resto se repartirá entre los más inspirados en la línea exterior. En este tipo de duelos los jugadores se hiperespecializan y por ello sólo contemplaremos a defensores de perímetro o de interiores, a tiradores de media distancia tras la rotación del balón y a triplistas en las esquinas esperando su oportunidad, a desatascadores en situaciones determinadas…

El Valencia tiene de todo, pero poco de mucho. Un base de garantías que se alterna con un base/escolta como De Colo puede ser demasiado poco en una serie larga y con la ACB como inconveniente cada fin de semana.

En definitiva, bienvenidos a la emoción a un día de la conexión Madrid-Valencia. No hablo del AVE, sino de la eliminatoria más interesante de los últimos tiempos. Pesic contra Molin, Molin contra Pesic.

Nube de etiquetas