Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘The Beatles’

Por fin, mi versión sobre el toque de queda a Bruce Springsteen y a Paul McCartney en Londres


Uno de los momentos más deprimentes que he vivido en directo: que la policía de Londres eche del escenario a Paul McCartney y a Bruce Springsteen (por primera vez juntos, un sueño de Bruce “desde hace 50 años”). Ya no digamos qué suponía esto para los 65.000 o más espectadores que estábamos el 14 de julio de 2012 en Hyde Park. Lo que estaba siendo un majestuoso concierto de Bruce lo destrozó un cuerpo policial estricto y estrafalario. Iba a ser una fiesta de tres horas y media y terminó siendo una fiesta de 3 horas y 12 minutos más o menos. Muchas gracias a la policía inglesa por conseguir que tenga una opinión tan mala de ellos. Además, el sonido no pasaba de 75 decibelios (¡por eso se me oye tantísimo!), obligación impuesta por la policía para no molestar ni despertar a los vecinos que estaban a un kilómetro y medio o más a las 22:37 horas de esa noche. “Se oye muy bajo, ¿por qué se oye tan bajo?”, empecé a decir. “¡Venga hombre!”, continué. Y el resto del disgusto me lo guardo.

Anuncios

Un superenlace de Bruce


Cada vez que me refiero a Bruce como Dios, ejemplifico a este artistazo con este tipo de acciones. Esto ocurrió el 19 de julio de 2009 tras tres horas de concierto en Roma. Estaba a dos meses de cumplir 60 años.

Las caras B


En esta nuestra vida hay opciones A y opciones B. Las primeras son las que nos otorgan la fama y las segundas no nos sacan del anonimato.

En el mundo de la música los artistas pretenden incluir las caras B para acompañar a sus singles o para sacar más dinero cuando se produce un período de falta de creatividad.

Cuando escucho a mis grupos y solistas preferidos, en escasas ocasiones hay descubrimientos impresionantes en las caras B. Por ejemplo, U2 no debería haberse dedicado a sacar caras B desde 1991, porque el resto han sido muy intrascendentes (quizás sólo salvaría a Always y a Summer Rain). Los Beatles asombraron con sus temas no publicados en LP inicialmente y Mike Oldfield quizás ha compuesto canciones más inspiradas mientras que no sacaba discos que cuando las editaba.

Bruce Springsteen ha seguido una trayectoria muy curiosa. Como sus cuatro primeros discos sólo contenían entre 7 y 10 canciones, los cortes que dejaba a un segundo lado eran buenísimos. Cuando aumentó su producción, la calidad fue decreciendo. En The Promise (recopilatorio de viejas glorias nunca antes publicadas y guardadas en el cajón durante 33 años) Bruce encantó a sus seguidores porque hasta lo más descartado era genial. En cambio, desde 1987 a 2009 sus caras B eran mayoritariamente menores (pongamos como excepciones Trouble river, Sad eyes y las del Greatest Hits).

De R.E.M. puedo decir que sus caras B pasan absolutamente sin pena ni gloria, algo que habla muy mal del grupo. Por lo tanto, no hay que obviar que la calidad de un grupo también se mide por su cuidado de lo prescindible o no asimilable en un disco publicado.

Radiohead o el paradigma de lo alternativo


Acabo de volver de montar con la bici y tengo ganas de meterme con algo. He decidido que la opción más recomendable era Radiohead. En las últimas tres semanas he escuchado los dos últimos discos de esta banda británica que pudo haber sido grandiosa y que se ha quedado a medio camino entre una autocomplacencia exagerada y una búsqueda por el cambio que no les ha llevado a nada.

Los cuatro primeros discos de los chicos liderados por Thomas Edward Yorke fueron frescos y sin alardes tecnológicos. Me refiero a ‘Pablo Honey’, ‘My iron lung’, ‘The bends’ y ‘O.K. Computer’. La progresión de la calidad de estos trabajos les condujo hacia un reconocimiento internacional. Se podría decir que si ellos ofreciesen un concierto con los temas de estos discos, prácticamente no echaríamos de menos más que dos o tres canciones de las grabadas desde 1998.

Después de esta primera etapa muy buena (comparable a la de Coldplay hasta el ‘Viva la vida’ o a la de U2 hasta ‘The unforgettable fire’), se adentraron en un camino muy complicado y difícil de digerir. De ahí surgieron sus dos obras más arriesgadas y de mayor interés para la historia de la música. ‘Kid A’ y ‘Amnesiac’ son un mismo disco separado por el afán recaudador del márketing. Sobre todo el primer disco refleja el paso adelante que dieron estos músicos. Ritmos extraños, una voz que aparece por la nuca y no por la boca, sostenidos y bemoles, saturaciones, melodías tristes y duras… Todo ello provocó que cualquier aficionado a la música les admirase. No se me olvidarán la canción ‘Kid A’ (un alegato a la destrucción del ser humano y al nacimiento de una nueva era) ni la obra maestra ‘How to dissapear completely’ (ese corte que hay que escuchar sí o sí antes de morir).

Después del año 2001, Radiohead no supo qué hacer. Le ocurrió lo mismo a U2 después de ‘Zooropa’ y ¿le pasará a Coldplay en el próximo disco? ¿’Cómo nos podemos reinventar después de ser casi un grupo normal y luego pasar a lo alternativo’? El salto al vacío se produjo ‘Hail to the Thief’ en 2003 y con los dos siguientes trabajos. Una o dos canciones salvables y el resto nada novedoso bajo el sol (o cortes poco arriesgados en ‘In rainbows’ o lo contrario). En ‘The king of limbs’ de este año se les fue la cabeza y difícilmente se puede escuchar este disco si uno no es un superfan de Radiohead.

¿Hasta cuándo se marchitará el grupo de Yorke? ¡Qué difícil es reinventarse, gustar a todo el mundo y ser avanzado para su tiempo! Yo siempre diré que Radiohead es la versión más alternativa y melancólica de R.E.M. Ésta es una reflexión crítica sobre este grupo tan importante en el escaparate musical. En futuras fechas me meteré con otras formaciones y solistas que conozco muy bien como U2, Bruce Springsteen, The Rolling Stones, The Beatles, Mike Oldfield, Coldplay, Dire Straits, Pink Floyd, Oasis, Blur…

Nube de etiquetas