Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘política’

Rajoy no quiere explicarse, ¡vivan las insinuaciones!


“Un presidente del Gobierno no puede estar saliendo cada día al paso de todas y cada una de las insinuaciones, rumores e informaciones interesadas que se publiquen o se vayan publicando. No tiene sentido pedir eso a un presidente del Gobierno.”
Éste es el paso al frente que quiso dar Rajoy hoy en una comparecencia insulsa y que no aportó nada nuevo bajo el sol, porque dio igual que le hubiesen hecho mil preguntas que una sola. El discurso de ahí no iba a variar. El canal estaba totalmente influenciado y de nada valen las exigencias periodísticas y sociales que solicitan más información para conocer la verdad sobre un caso que se ha enquistado demasiado y del que ningún presidente puede salir indemne. Todo lo que no sea la dimisión de Rajoy, quedaría desajustado. Pero como en España nadie dimite… ¿para qué, verdad, Rajoy? Lo que tengo claro es que un presidente normalmente no está en el candelero por este tipo de supuestas tramas de financiación ilegal. Por ello, toda explicación es escasa. Los ciudadanos necesitan más y la cita de Rajoy no es más que una muestra más de la insuficiente información pública que reciben los españoles. Luego la culpa será de los medios de izquierdas… El silencio y el no dar la cara no favorecen a un gobernante que ha mentido tanto desde el 20 de noviembre de 2011.

Anuncios

El Congreso de los Diputados, un lugar enigmático


Ahí se sientan 350 representantes del pueblo para votar proposiciones de ley y proyectos de ley. Los trámites posteriormente se publican en el B.O.E. y todos tan tranquilos.
Más allá de la estética de este edificio de la Carrera de San Jerónimo (muy neoclásico), lo que realmente nos importa es lo que ocurra dentro. Sin embargo, los políticos normalmente se quedan en lo superficial, en la fachada, en la falta de análisis y de raciocinio. Por ello, la política es mejor contemplarla desde fuera, desde su arquitectura exterior, desde donde aparenta una magnificencia que nos entusiasma.

El edificio del Congreso de los Diputados.

Gobernar es meterse en contradicciones


Leo atentamente la entrevista a Rosa Díez del UPyD en EL PAÍS (http://politica.elpais.com/politica/2011/11/12/actualidad/1321120765_988440.html). En ella compruebo que ni en el aborto ni en la limitación de mandatos posee la candidata una postura clara y el entrevistador consigue dejarla sin un argumento sólido. Es cierto que en EL PAÍS no deben estar muy contentos porque la política se marchó del protegido PSOE hace unos años para montar un partido con su ideología. Sin embargo, es interesante comprobar cómo en las entrevistas no dirigidas e interesantes se pueden sacar conclusiones todo menos anodinas sobre las propuestas de los partidos políticos.

Es muy relevante que nos miremos en Alemania como modelo básico de nuestra posible reforma de las instituciones públicas para lograr que la estructura del Estado se vea rebajada y así se ahorre. Además, resulta muy curioso que no se centre casi nadie en la dinámica de Estados Unidos (el motor del mundo) para tomar medidas en España. ¿Filiación germánica o desprecio hacia lo yanqui (el cual nos llega por otras vías que sí aceptamos y que nos invade)?

Opinión pública y elecciones


“El poder político no sólo esta asentado sobre el consentimiento popular, expresado en elecciones libres y periódicas, sino que se ha de desenvolver en un clima de opinión pública libre e informada”. 

Óscar Alzaga, un experto en Ciencias Políticas y en Derecho Político Español, escribió esto sobre las Cortes Generales. ¿Hay algo que objetar? ¿La opinión pública es libre e informada? Sí, con excepciones. ¿Importan los actos de los políticos? Si nos afectan directamente a los bolsillos, sí. Si no nos afectan, no tanto.

Al final votaremos o nos abstendremos, pero lo que nunca deberemos hacer es ir a votar sin pensarlo. Es lo que quieren los partidos mayoritarios. “Votar al PP si eres trabajador es de tontos” dice el PSOE. “Votar al PSOE es decir sí a 5 millones de parados”, dice el PP. “El PSOE y el PP quieren quitar derechos a los trabajadores”, dice IU. Al final sólo hay proclamas para movilizar a electorados que no están interesados más que en cumplir con su labor aprendida.

Los votantes que sean capaces de dar varios pasos hacia atrás y de comprobar cuáles son los fines de estos candidatos se percatarán de que aquí hay más que un gato encerrado (y ese gato no ha caído “al agua” precisamente). ¿Algún partido ha merecido un voto proveniente de nuestro esfuerzo democrático? Preguntaos esto y será pesimista la visión (normal, con un país en quiebra y con “espera-oportunidades” acechando nos va como nos va).

Suscribo la opinión de Carlos Sánchez Blas


Carlos Sánchez Blas, compañero de profesión (periodista y narrador en Onda Madrid) ha dicho una verdad como un templo en su muro de Facebook y me gustaría compartirla con mis seguidores. Si él tiene derechos de autor por escribirlo en Facebook, lo siento mucho, pero ha sido muy claro y muy directo y cuando alguien lo es hay que subrayarlo.

“Todos los días de mi vida veo o escucho al menos a un político haciendo el más estrepitoso de los ridículos. Todos los días intuyo que al menos un político nos la está clavando con corruptelas. Todos los días espero al menos una propuesta política de algún político, pero siempre me encuentro con el ‘tú más’ y con el ‘qué gracioso soy que me meto con mis rivales’. PATÉTICOS.”

Leopoldo Abadía: ganar dinero con libros sencillos


Sencillos, directos y pensados para el gran público. Con un lenguaje coloquial y honrado, Leopoldo Abadía (un ingeniero de 78 años) ha hallado la manera de conseguir popularidad a través del análisis de la crisis económica. La valoración de la crisis ninja fue un libro de verdadero éxito y los lectores que son consumidores de publicaciones de actualidad lo devoraron con la sensación de estar recibiendo la información clave para entender la realidad y para paliar su malestar.

La fórmula de ese texto, escrito cuando la crisis estaba más de moda en cada una de las portadas de los periódicos, continuó con “La hora de los sensatos” que me compré ayer y que estoy saboreando con el mismo interés que un ciudadano guiado por alguien al que se le ha concedido una legitimidad (cuanto menos) inesperada. Porque los argumentos de andar por casa de este pensador de nuestros tiempos pretenden ser grandilocuentes dentro de su humildad buscada. Nos presenta una conversación en su pueblo maño con un vecino y a partir de ahí surgen una serie de garabatos en servilletas que luego conforman un esquema publicable. La fórmula es rentable y la sociedad termina entendiendo que este Locke, Rousseau, Montesquieu o Kant de nuestros tiempos nos va a guiar hacia la salvación. Hasta él mismo bromea sobre ello en su segunda entrega (“Leopoldo for president”).

Cuando salga en bolsillo su tercer libro, probablemente termine yo sucumbiendo a los efectos del marketing, pero me quedo con la sensación de que sus proclamas no van mucho más allá de las de un ciudadano preocupado por la inoperancia de los políticos.

Nube de etiquetas