Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘play offs’

Las claves del fracaso madridista


Atención de qué voy a hablar: del fracaso de un club que ha llegado a la F4 de la Euroliga, a la Final de la Copa, a las semifinales de la ACB y a la Supercopa ACB (cayó en la primera ronda). Resultaría excesivo calificar a este proyecto “joven” como fracasado, pero los que quieran salvar sus muebles deberían darse cuenta de dónde están.

En repetidas ocasiones me he preguntado cómo gestionaría yo un Real Madrid como entrenador. ¿Me dejaría llevar por la presión de los jugadores, de la directiva, de los aficionados, de los medios de comunicación…? Sí. Pocos no lo hacen.

El primer problema del Real Madrid es que sólo vale ganar.

El segundo problema del Real Madrid es que no hay medio plazo. ¡Ni siquiera medio plazo!

El tercer problema del Real Madrid es que se critican hasta los aciertos (tendríais que haberos sentado a mi lado en la Caja Mágica en los últimos partidos para haber escuchado los comentarios vertidos hacia Tucker).

El cuarto problema del Real Madrid es que los dirigentes no están a la altura. Si lo estuviesen, y si supiesen que sólo se les mantiene en el cargo si ganan, no se provocarían comentarios sobre su ‘dimisión’.

El quinto problema del Real Madrid es que todo el mundo sabe entrenar mejor que el técnico de turno.

El sexto problema del Real Madrid es que el último entrenador era muy malo (Molin) y al precedente (Messina) se le fue la mano con frecuencia, llevando a cabo decisiones incomprensibles.

El séptimo problema del Real Madrid es que hay más jugadores que destacan fuera del conjunto blanco después de pasar por sus filas que los que no destacan fuera. Velickovic será el siguiente.

El octavo problema del Real Madrid es que los corrillos internos y los representantes matan al negocio.

El noveno problema del Real Madrid resume a todos los anteriores y se basa en la piedra pesada que deben portar cada uno de los componentes al principio de cada temporada.

El décimo problema del Real Madrid, para terminar, es que sólo valen los títulos (y ni eso).

Entonces, habrá que entender que además de la pésima gestión deportiva y técnica, hay algo que atenaza a los jugadores siempre y que no se corresponde con los últimos títulos levantados (16 años sin alzar la Euroliga y 4 desde la última ACB). ¿No valen estos jugadores para aguantar esa presión? Puede parecerlo en ciertos casos, pero la gestión del entrenador se ha echado en falta.

¿Algún entrenador que levante esto? Quizás Pesic. Por sólo una campaña. ¿Algún jugador mejor que fichar? Que sigan Suárez, Sergio Rodríguez, Llull, Felipe y Tomic y habrá un gran equipo.

Anuncios

El Barcelona, a rematar la tanda de verónicas


El Baskonia está un paso por debajo del Barcelona (seguramente digo esto y hoy gana) y lo ha demostrado durante toda la campaña. Barac todavía no es tan determinante como Splitter, Batista no es un suplente que entusiasme por su adaptación al esquema vasco y Teletovic se queda siempre muy solo por dentro. San Emeterio hace números de MVP y Huertas es un fiel escudero, pero el equipo de Ivanovic termina ahí. Es una pena, porque a priori presentaba todos los credenciales para animar la competición.

El Barcelona actuó en el Palau como un rodillo. Es muy completo, con 2 bases cansinos, con una rotación de 4-5 exteriores de primer orden (siempre sabiendo dónde están los dos finalizadores claves, que son Navarro y Anderson) y con un plantel interior que se puede utilizar según convenga.

Tiene pinta esto de un 3-0 hoy mismo en el Buesa Arena. ¿Sería un fracaso la temporada del Baskonia? El único ‘pero’ es no haber llegado a la final de la Supercopa, ya que después de una deprimente planificación se ha quedado donde debía por su nivel (por ejemplo, no se puede competir con 8 jugadores en unos cuartos de final a 5 partidos con el Maccabi…).

¿Cómo puede el Bilbao ganar al Real Madrid?


Parece mentira que el Bilbao haya ganado al Real Madrid. En el primer partido se notó con claridad la diferencia entre las dos plantillas: el Madrid tiene un escolta muy difícil de parar como es Llull, un pívot muy alto como Tomic que necesita poco esfuerzo para lanzar un gancho y un guerrero como Felipe Reyes siempre alerta. El Bilbao no era más que un conjunto de ‘segundos filas’ y por eso se desinflaron a la hora de la verdad (con 61-59 no supieron rematar).

Sin embargo, 48 horas después cambió la situación y el Real Madrid derivó en un equipo que requería de gestas para solventar una dura prueba (25-44 al descanso). Se puso con 62-61, pero entonces surgió una entereza importante por parte del Bilbao (que cuenta con numerosos veteranos) que destrozó al Madrid (sobre todo desde la personal). El Madrid sólo pudo remontar con Llull como puntal y el resto se diluyó. Mirotic anda en un estado de gracia menor, Suárez es una sombra de lo que fue por la apuesta de Molin por Tucker, Prigioni es el líder en todos los aspectos del equipo y pocas cosas funcionan.

El 1-3 es tan probable como el 3-2. Ya no apostaré por el Bilbao como lo hice por el Valencia. Curiosamente se produjo el mismo resultado en el segundo partido que en la Euroliga hace apenas dos meses. Veremos…

¿Qué equipo ganará la ACB?


Vota en esta encuesta. Yo apuesto por el Valencia. Me tiro a la piscina.

Todo lo contrario de lo lógico y acertaréis o fallaréis


Ayer estaba hablando con dos jugadores mientras que el equipo calentaba. Les comenté que en la vida del entrenador no se sabe nunca si lo trabajado va a servir para algo y si la improvisación más repentina sí ayuda a ganar. Les puse un ejemplo: la temporada pasada yo jugaba por primera vez en mi vida un play off. Lo normal es prepararlo al 100% con todas las variables posibles en defensa y en ataque. Mi equipo empezó en 2-3 en Aravaca contra Estudio en el primer partido y terminamos empatados. Después, se fueron de 13 y al descanso estábamos casi muertos. Se me ocurrió (sin haberla practicado desde septiembre de 2009) poner una 1-3-1, una zona difícil de practicar y a veces muy fácil de atacar. Pues bien, nos pusimos a 2. ¿Hubo algún tipo de lógica en mi decisión? Ninguna. ¿Ganamos al final? Ay, amigos. La 1-3-1 es como la gaseosa y no dura siempre. Bastante tuvimos con ponernos a 2 a 4 minutos. Al final caímos de 9.

En los play offs es vital poner defensas cambiantes y modificar algo del propio juego para conseguir sorprender al rival. Sin eso y si no tienes un equipo puntero, las posibilidades de ganar son menores ante rivales más poderosos y más fuertes. ¿Esto último que he dicho presenta alguna legitimidad? Si ganamos el domingo, sí; y si perdemos, no. La lógica en el deporte depende más del contexto que de lo científico si no eres el que lleva la batuta.

 

Nube de etiquetas