Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Pau Gasol’

Tres años con las mismas impresiones


7 de septiembre de 2009: Serbia 66 – España 57.

28 de agosto de 2010: Francia 72 – España 66.

31 de agosto de 2011: España 83 – Polonia 78.

Son tres fechas. Tres debuts de la selección española en competiciones internacionales. Los tres últimos. Dos derrotas y una victoria muy sufrida ante un rival muy inferior. En los tres encuentros repitieron varias personas. El problema es que una de ellas no había ganado una plata olímpica, un oro en un Mundial, dos platas en Europeos y un bronce antes de 2009. Y por ello queda señalada.

En 2009 España espabiló y fue oro en Polonia con el mejor equipo. Entró como cuarta de grupo a los cuartos de final y se enfrentó a una gran Francia entonces. En las tres últimas citas de ese Eurobasket España arrasó, pero hasta entonces sólo había habido sombras.

En 2010, tropezón mayúsculo y sexto puesto en el Mundial de Turquía. Se apuntó a las bajas de Pau y de Calderón, pero los que tenían que haber dado el paso hacia adelante no lo hicieron.

Hoy, con la necesidad imperiosa de lograr como mínimo la plata, parece ser que la baja inoportuna por una alergia de Rudy a partir del segundo cuarto ha trastocado a España. Si no, no se entiende el rendimiento del minuto 25 al 40. De un más 15 a más 2 contra un Polonia que no tenía el potente quinteto titular de hace dos años. Excesivos minutos de Pau y de Marc contra una selección menor.

Mi conclusión apunta hacia Sergio Scariolo. Tres inicios malos (por mucho que vaya 1-0 en 2011) no se pueden permitir. Añoramos la etapa de 2004 de Mario Pesquera, las dos de Pepu (menos los dos últimos duelos de 2007) y el campeonato de 2008 en los JJ.OO. con Aíto. De 2009 a 2011 hemos visto a una España muy encorsetada y con menos contundencia. Por mucho que los rivales hayan aumentado sus prestaciones ante España desde el oro del Mundial, nuestro equipo es demasiado bueno para que se desaproveche. Un 5-0 sería un resultado muy bueno en esta primera fase. Un 4-1 no estaría mal, pero pondría dudas en el camino. Un 3-2 me parecería malo. Como ha dicho Paco Torres en GIGANTES esta semana, “Scariolo ante el abismo”. O queda plata u oro, o fracaso.

Anuncios

Lo que mueve la selección española de basket


Una pasada… Sabía que en Madrid se iba a notar la excesiva afluencia de periodistas y de grupos sociales o económicos para seguir a la selección española de basket, pero lo que he visto esta mañana ha triplicado lo que esperaba. En una grada de una capacidad aproximada de 700 personas en el Triángulo de Oro, llegó a haber (sin ser jornada de puertas abiertas) más de 400 almas para presenciar el final de la sesión de Sergio Scariolo (en la que practicaba jugadas de 5×0). Los periodistas entraron en tropel a una determinada hora y llegaron a juntarse más de 100. Qué complicado de coordinar es todo esto.

Cada día los jugadores puede llegar a firmar más de 50 posters (cada uno). De fotos, mejor ni hablar: pueden aparecer en más de 5o instantáneas que los aficionados les solicitan. Si a esto le añadimos que finalizaron un entrenamiento a las 13:15 horas (tras algunas entrevistas personalizadas) y que a las 18 horas ya debían estar de nuevo en el pabellón, el desgaste mental aumenta.

Uno de los que deben ser cuidados con mayor atención es Pau Gasol. Evita las entrevistas personalizadas y por ello sólo concede cada x días una rueda de prensa. ¿Quién no quiere unas palabras en exclusiva de Pau Gasol? Es de cajón…

Me han llegado a comentar que es bastante estresante para los jugadores que durante una concentración (o durante una temporada) a los jugadores cada día les repitan las mismas preguntas de dos a cinco periodistas. A cualquiera le aturdiría. Sin embargo, dentro de lo que cabe, entra en su sueldo la imagen que transmiten hacia fuera. Son representantes de España, en este caso en el deporte de la canasta, y no tienen más remedio que asumirlo. Unos lo ejecutan con mayor destreza, otros con mayor naturalidad y otros con mayor aprecio hacia los “curiosos” exteriores.

Sobre el CSD y las nacionalizaciones


Yo soy un claro partidario de lo autóctono (según la RAE, significa lo siguiente: “se dice de los pueblos o gentes originarios del mismo país en que viven”). Nadie puede cuidar más del producto de una región que los propios interesados en la región.

¿Hasta qué punto es buena la liberalización total del mercado ACB después de que el sistema de cupos españoles haya sido prohibido por la UE por competencia ilegal dentro del espacio Schengen y por su alejamiento filosóficio y práctico de las directrices del Tratado de Maastricht? La repregunta que haré es para quién es buena.

¿Para los clubes? Seguro que sí (para ser más competitivos en Europa) y que no (habrá una menor integración entre los foráneos y los aficionados, que son éstos últimos los que pagan las entradas al fin y al cabo).

¿Para las canteras? No habrá una influencia importante siempre y cuando las canteras sigan con su esquema netamente internacionalizado (consistente en traer a futuras promesas del extranjero e incorporarlas a sus equipos inferiores para que crezcan y luego sacarles provecho en el primer equipo o a través de traspasos).

¿Para los jugadores españoles? No será positivo. Aun así, ¿es positivo que no sea positivo para los jugadores españoles? El proteccionismo provoca graves distorsiones en los mercados interiores a la hora de salir hacia el exterior. Si no tenemos naranjas muy dulces y no permitimos la entrada de cítricos del exterior, ¿qué ocurrirá cuando tengamos que competir en mercados internacionales y no vendamos un producto dulce? La selección española a día de hoy no está sobrada de “extraterrestres”. Realmente al Eurobasket de Lituania sólo acudirán los ‘fueras de serie’  Calderón, los Gasol, Rudy, Navarro y Ricky. El resto son jugadores excelentes, pero normales en el mercado internacional. Si la ACB impone la absoluta liberalización, ¿habrá menos jugadores españoles de calidad y tendrán menos oportunidades aquellos que estén a un paso entre ser buenos o regulares? La clave de todo esto es que en épocas de crisis, los españoles tendrán sus plazas en los conjuntos y si son capaces de competir por un puesto entre los 5 mejores de cada conjunto, podrán salir adelante.

Dice Albert Soler que el baloncesto español no necesitará más nacionalizaciones porque hay suficiente calidad. Sí y no. ¿Cuál es el objetivo? ¿Ganar oros o intentar optar por el bronce? Ningún modelo es seguro. Este año las chicas de José Ignacio Hernández por razones “x” han caído en la ronda de octavos de final con la nacionalizada Sancho Lyttle. Sin ella, las chicas consiguieron cuatro medallas de forma consecutiva en los anteriores Eurobaskets. ¿El baloncesto español, o mejor dicho, el producto español está en peligro si se nacionalizasen más jugadores? Sí, hasta cierto punto (ya que sólo puede acudir un nacionalizado a los campeonatos internacionales).

Mi conclusión es ésta: liberalizar el mercado no implica menospreciar al baloncesto español a corto plazo, pero lo que sí es un problema es querer mantenerse en la elite a costa de nacionalizaciones continuas. ¿No habremos vivido por encima de nuestras posibilidades a la hora de contar con jugadores autóctonos “extraterrestres” y nos tocará volver a nuestro nivel medio a lo largo de la Historia en el deporte? Juzgad vosotros mismos.

Nube de etiquetas