Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘messina’

Las claves del fracaso madridista


Atención de qué voy a hablar: del fracaso de un club que ha llegado a la F4 de la Euroliga, a la Final de la Copa, a las semifinales de la ACB y a la Supercopa ACB (cayó en la primera ronda). Resultaría excesivo calificar a este proyecto “joven” como fracasado, pero los que quieran salvar sus muebles deberían darse cuenta de dónde están.

En repetidas ocasiones me he preguntado cómo gestionaría yo un Real Madrid como entrenador. ¿Me dejaría llevar por la presión de los jugadores, de la directiva, de los aficionados, de los medios de comunicación…? Sí. Pocos no lo hacen.

El primer problema del Real Madrid es que sólo vale ganar.

El segundo problema del Real Madrid es que no hay medio plazo. ¡Ni siquiera medio plazo!

El tercer problema del Real Madrid es que se critican hasta los aciertos (tendríais que haberos sentado a mi lado en la Caja Mágica en los últimos partidos para haber escuchado los comentarios vertidos hacia Tucker).

El cuarto problema del Real Madrid es que los dirigentes no están a la altura. Si lo estuviesen, y si supiesen que sólo se les mantiene en el cargo si ganan, no se provocarían comentarios sobre su ‘dimisión’.

El quinto problema del Real Madrid es que todo el mundo sabe entrenar mejor que el técnico de turno.

El sexto problema del Real Madrid es que el último entrenador era muy malo (Molin) y al precedente (Messina) se le fue la mano con frecuencia, llevando a cabo decisiones incomprensibles.

El séptimo problema del Real Madrid es que hay más jugadores que destacan fuera del conjunto blanco después de pasar por sus filas que los que no destacan fuera. Velickovic será el siguiente.

El octavo problema del Real Madrid es que los corrillos internos y los representantes matan al negocio.

El noveno problema del Real Madrid resume a todos los anteriores y se basa en la piedra pesada que deben portar cada uno de los componentes al principio de cada temporada.

El décimo problema del Real Madrid, para terminar, es que sólo valen los títulos (y ni eso).

Entonces, habrá que entender que además de la pésima gestión deportiva y técnica, hay algo que atenaza a los jugadores siempre y que no se corresponde con los últimos títulos levantados (16 años sin alzar la Euroliga y 4 desde la última ACB). ¿No valen estos jugadores para aguantar esa presión? Puede parecerlo en ciertos casos, pero la gestión del entrenador se ha echado en falta.

¿Algún entrenador que levante esto? Quizás Pesic. Por sólo una campaña. ¿Algún jugador mejor que fichar? Que sigan Suárez, Sergio Rodríguez, Llull, Felipe y Tomic y habrá un gran equipo.

Anuncios

¿Se puede hablar de cambio de tendencia sin Navarro?


No nos aventuremos a pensar que el Real Madrid y el Barcelona ya no son lo que eran. En dos temporadas el Real Madrid ha sido capaz de vencer en dos ocasiones al Barcelona y en una de ellas no ha estado Messina (mientras que, creo recordar, en otras 10 derrotas sí ha estado presente). El partido llegó a la prórroga con un Barcelona mal hilvanado en ataque por sus bases (la defensa del Real Madrid no lo permitió) y con acciones más individuales de lo que habrían querido los culés. El Real Madrid consiguió siempre que los visitantes optasen por las peores líneas de pase para no ser tan peligrosos, mientras que el bloqueo directo de Prigioni y de Tomic hizo mucho más daño al Barcelona.

Sea como fuere, vemos a un Real Madrid sorprendentemente ganador (digo sorprendentemente porque era complicado creer en este conjunto dirigido por Messina) y a un Barcelona ¡que no contó con un Navarro sano en los duelos de Atenas ni de Madrid! Que estén tranquilos en Barcelona si quieren optar por la liga. Lo único que tienen que hacer es conseguir 5 victorias de aquí hasta el final de la temporada regular (“estoy convencido de que las necesitaremos para ser primeros”, dijo Xavi Pascual) y afianzar el factor cancha en una hipotética final contra los blancos. Digo hipotética porque el Valencia será el presumible tercero de la liga y por ello se enfrentaría en semifinales al Real Madrid (otra serie a 5 partidos, probablemente, y con Augustine y Claver recuperados).

En definitiva, quedan dos meses de una gran calidad en la ACB con un Real Madrid que va a más (pero ha tenido que sudar sangre para llegar a la F4 y para estar empatado con el Barcelona), con unos azulgranas que necesitan a Navarro para ser los mejores y con un Valencia que dará guerra como ya se ha visto en la Euroliga. ¡A disfrutar!

La presión interna de un club


Es increíble lo que se vive en los equipos de elite. Hace unas semanas escribí en GIGANTES (concretamente en el número 1323) que la situación de la marcha de Messina del Real Madrid había venido provocada por una concatenación de hechos complicados en el seno del club. La presión interna de las entidades deportivas puede casi siempre destruir el trabajo de los técnicos y de los jugadores porque tener la mosca tras la oreja es la práctica habitual.

Hoy he leído con profundidad las dos versiones del contexto del Alcázar de San Juan que juega en la segunda división del baloncesto español. Su entrenador, Xavi García, comenta que le “indujeron” a dimitir los responsables del club, mientras que éstos últimos argumentaron que era incierto. Lo único real es que en vez de aunar las fuerzas los directivos, el entrenador y los jugadores, se hallan con 10-21 a 3 partidos del final y su salvación está más que complicada (penúltimos).

¿Así se puede trabajar? Los egos de los que quieren sobresalir siempre por encima de los que realmente pueden cambiar la dinámica machacan a los equipos y los pudren. No permitir el desarrollo normal de un grupo humano es lo peor que puede ocurrir. Lo que está claro es que desde que Javier Juárez llegó a un acuerdo con el club para abandonar el puesto de primer entrenador, Alcázar no ha hecho más que ir hacia abajo. ¿Significativo? ¿Para qué crear un entorno tenso? ¿De qué ha servido no apostar a muerte por Javier Juárez? Que tenga suerte Xavi García, porque, oído lo oído y leído lo leído, lo tendrá difícil.

Cambios en el Madrid que no llevan a nada


Ahora sin Messina el Real Madrid está intentando cambiar algunos mecanismos que estaban muy asentados para bien de unos y para mal de otros. Mencionaré el ostracismo de Velickovic y de Vidal.

El primero demostró ayer que en cuanto que le salieron dos cosas bien, se vino arriba. Sin embargo, después tuvo dos fallos y no jugó en la segunda mitad. En total 9 minutos y la sensación de que el talento del Real Madrid desaprovechado en el banquillo es mayúsculo.

El segundo no estuvo bien en defensa y cumplió en el resto de facetas. De todas formas, ¿qué se le puede pedir en 4 minutos a un gran jugador que lleva dos años parado en el banquillo?

¿El Real Madrid sería mejor equipo con ellos dos más en la cancha? ¿Alguien lo duda?

Me parece que estos dos son algunos de los detalles del partido de ayer entre el Valencia y el Real Madrid. Hay otros muchos que si queréis los podéis comentar al final de estas palabras. ¿Qué os pareció la actuación de Llull o el acomodamiento del Real Madrid a los tres pequeños del Valencia? ¿Y la dirección de Molin con los cambios?

Messina se marchó


Hasta para un grande como Messina se le hizo imposible un club tan extraño con el Real Madrid. Y es extraño porque es un club muy grande, demasiado grande, y cualquier acto de cualquiera de los integrantes de la entidad provoca unas consecuencias muy difíciles de digerir.

La presión en un club grande está exponencialmente elevada. La prensa feroz y muy crítica; los aficionados deseosos sólo de victorias y no de proyectos; los jugadores anhelantes de títulos, de minutos y algunos de tranquilidad para poder hacer lo que deseen; los entrenadores recibiendo toda la presión exterior con los murmullos de sus jugadores, de los agentes y del público muy de cerca; y los dirigentes sabiendo que tienen que gestionar unos presupuestos que se muestran en su contra si no hay un rendimiento óptimo.

Creo que lo que dice Messina de que no le han echado los jugadores es verdad. Él tuvo el problema de llevar demasiado lejos sus correcciones y eso no lo han sabido admitir algunos jugadores (no todos, ni mucho menos) que pertenecen a otro mundo con diferentes valores de sacrificio. Al final la relación se enquistó. Yo he vivido eso en un junior masculino preferente en 2008 (a millones de años luz de la repercusión del Real Madrid) y sé cómo se siente Messina. Por una parte, entiendo todo lo que ha hecho como entrenador que soy y por la otra parte nunca he comprendido lo que ha hecho desde mi azotea de periodista.

Por último, ¿por qué sigue Lele y no Jota como primer entrenador? No lo entiendo. Jota era ideal.

Real Madrid-Siena, de un partidazo a un encuentro menos relevante


Parecerá un titular inexacto, pero cuando vi el calendario yo esperaba mucho más del partido de hoy jueves a las 19:45 en la Caja Mágica. Lo bueno para el Real Madrid es que este partido no supone nada más que “una pachanga” entre dos equipazos y que el cuadro de Messina será primero de grupo pase lo que pase.

Es una pena, pero se podrá presenciar un encuentro muy intenso. No en vano estamos hablando del líder de la Lega y del segundo de la ACB. Aun así, las dos últimas derrotas en la ACB dejan al Real Madrid con la necesidad de volver a convencer en la Euroliga a unos aficionados que notan cómo el equipo va a llegar a la Final Four de la Euroliga, pero que no encadila a nadie con su juego. Aun así, creo que en marzo mejorará la solidez del conjunto blanco.

Nube de etiquetas