Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Mariano Rajoy’

El país de las incomparecencias


Los asesores de imagen o de relaciones públicas están cada vez más solicitados a pesar de la crisis. En las empresas hay que saber llevar las campañas de comunicación para no equivocarse en los mensajes. Pero más importante que los mensajes es el ‘timing’ o el efecto de temporizar las palabras.
En todas las crisis o negociaciones siempre se ha necesitado tener una idea clara y expresarla sin paréntesis. Directa, acotada y concisa. Daba igual si era imprescindible una mayor demostración de seguridad o de transparencia. Lo verdaderamente relevante era no meterse en jaleos y en ser potentes desde el punto de vista de la comunicación.
Eso deben pensar personajes públicos como Carlos Dívar o Mariano Rajoy. El primero es el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo y el segundo el presidente del Gobierno. El primero se ha visto envuelto en una supuesta trama de malversación de fondos y de abuso de poder económico en sus funciones, mientras que el segundo está gestionando una prima de riesgo altísima y un rescate financiero. Ambos dicen lo que quieren decir y a pesar de que deberían ofrecer más explicaciones en los organismos públicos, prefieren evadir esos requerimientos. Sus actitudes reflejan la baja calidad democrática que tiene España (aunque algo queda, no como he leído de parte de algún amigo el cual afirma que no existe democracia real en nuestro país) y lo peor es que hasta cierto punto no nos preocupa. Las presuntas culpabilidad e ineptitud, respectivamente, son las que realmente cuentan en España y el juicio público ya está realizado. Casi nadie cree en la justicia imparcial ni en la política responsable y por ello a todos los implicados se les inserta en el mismo baúl: el de la incompetencia. Vivimos en un país de las incomparecencias y gracias a esta tendencia somos felices porque al menos nos queda ‘La Roja’.

Anuncios

La Iglesia recubierta de conchas en La Toja


“La ermita en honor de San Sebastian [también llamada capilla de San Caralampio] se edificó en el siglo XII, posteriormente se recubrió enteramente de conchas llegando así hasta nuestros dias. Existe la costumbre de que los visitantes escriban en las conchas sus nombres y la fecha en que han estado, para dejar constancia de su visita, debido a la gran afluencia de visitantes apenas quedan conchas a una altura razonable para poder escribir, pronto tendran que poner una escalera”. Es lo que dice http://www.trivago.es/la-toja-102646/catedraliglesiamonasterio/capilla-de-a-toxa—-ermita-de-san-sebastian-173417/opinion-o141621 y además cuenta la leyenda de cómo se consiguió saber que en La Toja había minerales saludables: “La isla en sus primeros tiempos se utilizaba para recoger leña, se cargaba en un burro y para casa. Hubo un campesino que tenia un burro al que queria mucho, un día empezó a ponerse malo y el campesino hizo todo lo que pudo para curarlo, pero su querido burrito se moria. Como no queria verlo sufrir decidió llevarlo a la isla y dejarlo allí, ya que pensaba que seria feliz en sus últimos dias. Pasados unos dias y no pudiendo estar tranquilo sin saber que le había ocurrido a su burrito el campesino volvió a la isla y cual fué su sorpresa al ver que su querido burrito estaba totalmente recuperado. Debido a ese ” milagro ” se descubrieron las propiedades curativas de las aguas termales de la Toja”.
Dicen además que aquí se casó Mariano Rajoy, actual presidente del Gobierno, en 1996.

Pelillos a la mar de Rajoy


Dice la RAE que la expresión “pelillos a la mar” significa lo siguiente: “por los muchachos para afirmar que no faltarán a lo que han tratado y convenido, lo cual hacen arrancándose cada uno un pelo de la cabeza, y soplándolos dicen eso”.

Tras leer lo que dijo Mariano Rajoy en este enlace (http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/16/espana/1321479899.html?a=cec476d00dd7395c91bb639c3f8e6883&t=1321494724&numero=) no me extraña que al final “por la boca muera el pez”. Palabras del candidato del PP:

“Ningún medio, banco, empresa o sindicato ni nadie me puede dar órdenes”

Ojalá lleve razón. Lo cierto es que entre los ‘lobbies’ extranjeros y los compañeros de partido que se le suben a las barbas, Mariano Rajoy puede argumentar lo que desee sobre su autoridad frente a sí mismo y frente al exterior, pero no hay líder que no reciba órdenes. Las recomendaciones son lo de menos. Las órdenes de los banqueros se producirán, le gusten o no, y más según está el patio. No espero que los votantes crean con fe ciega esta declaración de intenciones… desorbitadas.

Nube de etiquetas