Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘libertad’

Donde hay libertad (Poesías XXII)


DONDE HAY LIBERTAD (1999)
Miro cerca quizás.
Oigo muy poco más
que ese eterno sordo
que camina aun solo
por donde el bermejo
abunda entre el espeso
río de la oscuridad:
agua negra del mar.

Miro, miro esferas
por donde hay libertad,
donde hay personalidad,
enigmática y estrecha.

Si de todo me riera como tú,
tú que manejas, destino, tú,
el transcurso de mi sangre, tú,
que modificas la pisada, tú,
como si creyes el vudú
de los impostores.

Anuncios

El tabaco y el sentido ¿común?


Si me preguntasen ahora mismo por la sensación que me produce entrar a un bar y no oler a tabaco, diría que me parece tan lógico y tan adecuado que ni me extraña. Lo que vivimos hasta el inicio de 2011 fue una auténtica práctica contra la salud, el sentido ¿común? y la inteligencia.

El ser humano aspira a autodestruirse para hallar una mayor felicidad en la agónica existencia. ¿Contradictorio? Sí, como la propia vida. Sin embargo, no comprendo que las personas fumen. Si la gente deja de fumar un día y se siente mejor, ¿por qué la gente empieza a perjudicarse? Que conste que acompaño aun hoy en día a un fumador a tomar un café en una terraza e incluso cuando hace un poco de frío quiero estar a su lado para hablar y no tomarme el café en soledad. Lo bueno es que en una terraza su humo prácticamente ni me afecta y sé que él dejará de fumar un día cercano.

Imaginen esto en los próximos años: que los fumadores estén tan mal vistos como otros adictos a otras sustancias o comportamientos (en sí, es lo mismo). ¿Sería posible? Que lo piensen los propios fumadores. Yo lo dejo caer y precisamente no promoveré una revolución para que eso suceda. En los grupos en los que me muevo cada vez está peor considerado fumar y cada día voy conociendo a más ex fumadores.

Si se produjese esta sensación colectiva, habría una mayor concienciación por parte de los ciudadanos de que fumar sirve para que el Gobierno recaude impuestos (vaya hábito menos adecuado) y para que los pulmones de las personas se llenen de humo nocivo. La libertad individual se sobreponía constantemente sobre la libertad colectiva de disfrutar de una salud buena (y no me vale que las fábricas también contaminan, que no es equiparable). El que desee fumar que se aleje durante unos minutos de los ‘pobres fumadores pasivos’ y que luego vuelva con toda la naturalidad del mundo. No pasaría nada.

Fumar no era ni es lógico. Lo siento por los innumerables fumadores que quedan, que conozco y que no sólo han colapsado su sistema respiratorio sino que han provocado lo mismo en el mío, en el de un no fumador. Les respeto por su condición de personas, igual que soy yo, pero no lo soportaba. Si alguien no está de acuerdo, libertad para opinar, siempre con educación.

Nube de etiquetas