Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘legitimidad’

Todo lo contrario de lo lógico y acertaréis o fallaréis


Ayer estaba hablando con dos jugadores mientras que el equipo calentaba. Les comenté que en la vida del entrenador no se sabe nunca si lo trabajado va a servir para algo y si la improvisación más repentina sí ayuda a ganar. Les puse un ejemplo: la temporada pasada yo jugaba por primera vez en mi vida un play off. Lo normal es prepararlo al 100% con todas las variables posibles en defensa y en ataque. Mi equipo empezó en 2-3 en Aravaca contra Estudio en el primer partido y terminamos empatados. Después, se fueron de 13 y al descanso estábamos casi muertos. Se me ocurrió (sin haberla practicado desde septiembre de 2009) poner una 1-3-1, una zona difícil de practicar y a veces muy fácil de atacar. Pues bien, nos pusimos a 2. ¿Hubo algún tipo de lógica en mi decisión? Ninguna. ¿Ganamos al final? Ay, amigos. La 1-3-1 es como la gaseosa y no dura siempre. Bastante tuvimos con ponernos a 2 a 4 minutos. Al final caímos de 9.

En los play offs es vital poner defensas cambiantes y modificar algo del propio juego para conseguir sorprender al rival. Sin eso y si no tienes un equipo puntero, las posibilidades de ganar son menores ante rivales más poderosos y más fuertes. ¿Esto último que he dicho presenta alguna legitimidad? Si ganamos el domingo, sí; y si perdemos, no. La lógica en el deporte depende más del contexto que de lo científico si no eres el que lleva la batuta.

 

Anuncios

Si no te llevo al límite…


Mezclaré la psicología, la sociología y el baloncesto en esta reflexión. Estuve conversando hace unos días con una persona muy entendida en el mundo del baloncesto sobre la motivación y la gestión de grupos. Una de las conclusiones a las que llegué después de hablar con él fue que no se podía dejar a los jugadores sin tensión durante un entrenamiento o un partido. Y lo resumía en la siguiente frase: “Si no llevo al jugador al límite en cada entrenamiento, no estaré consiguiendo lo máximo de él y no mejorará”. Cuando procesé esa información me di cuenta de la extrema complejidad de esta frase para llevarla a cabo en el presente en los clubes (y no sólo de formación).

Si mi generación de los 80 vivía en la ley del mínimo esfuerzo, la actual se ha instalado en un mundo todavía peor: la ley del nulo esfuerzo. Cuando a un jugador se le exige un plus a su rendimiento, comprende que no debe ofrecerlo y que en cuanto que se le toquen las narices montará un escándalo público. Con esta situación, es casi imposible progresar en un equipo amateur y también se ve con frecuencia en el mundo profesional. ¿La solución? O mandarle a freír pimientos o exigirle aún más o dejar que actúe la psicología. El conductismo es la respuesta más frecuente de la última propuesta y yo no puedo estar más en desacuerdo con ella. Una persona muy entendida en este apartado me ha querido asesorar y después de agradecer su gesto no me ha convencido. Esta teoría dice que a una acción le siguen unos efectos y si somos extremos siempre ocurrirán unos efectos después del mismo tipo de acción. Eso me parece casi imposible en la práctica porque no vivimos en laboratorios, sino en sociedades donde interactúan leyes como la anteriormente mencionada al principio de este párrafo. Si a un jugador le aplicas un castigo me surgen varias preguntas: ¿reaccionará siempre de la misma forma?, ¿comprenderá el castigo a la larga?, ¿se podría colocar el mismo castigo a otra persona de la misma forma?, ¿se pueden relativizar los castigos dependiendo de la persona?, ¿y los tutores actuales pierden legitimidad a la hora de castigar?

Soy relativista, lo siento. No llego al nihilismo, pero me acerco. En el mundo de la sociología no he encontrado verdades absolutas y que me aproximen al conocimiento estable. La sociedad es cambiante y sólo nos debemos adaptar, si es que podemos…

Nube de etiquetas