Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘kárstico’

Asturias, patria querida (X)


Llegada y bajada del Mirador de Ordiales. La temperatura decreció hasta los 4-5 grados a 1.800 metros de altura. En los Picos de Europa las vistas son maravillosas y si hay sol uno se puede abrasar. Pero si hay niebla (lo más común), las vistas desaparecen y la única compañera es la niebla.

¡Por fin arriba!

¡Por fin arriba! Sobre la piedra se cuenta por qué se enterró a Ordiales allá arriba. Detrás de esa roca hay una caída libre de 900 metros y unas vistas magníficas. ¿Las pudimos ver? No. ¿Diez minutos después de iniciar el descenso se quitó la niebla? Sí.

Pisa mal y terminarás ahí abajo.

Pisa mal y terminarás ahí abajo. Tanto en los ascensos como en las bajadas, si haces senderismo o 'treking' por los Picos de Europa nunca deberías salirte del camino (a veces invisible) que debes seguir.

Tres rebecos, pero hay que tener una vista aguda

Tres rebecos, pero hay que tener una vista aguda. Fueron los tres únicos animales salvajes que nos encontramos en los 20.4 kilómetros de ruta (si no contamos a las asquerosas babosas que evitábamos cada 100 metros).

Sin niebla, así son los Picos de Europa

Sin niebla, así son los Picos de Europa. Más o menos éste fue el camino por el que ascendimos. Había pasado unos 30 minutos desde que casi no pudiésemos avanzar por la niebla.

Anuncios

Asturias, patria querida (IX)


Seguimos ascendiendo al Mirador de Ordiales en los Picos de Europa en Asturias y el cansancio hace mella en nuestros cuerpos. Nos hallamos a casi 1.400 metros de altitud y tuvimos la fea acción de partir en ayunas (la explicación de esto en otra entrada, si lo solicitáis). Mi cabeza expande el sudor por todos los lados y empiezo a ver doble. En una de las paradas para retomar fuerzas y luego continuamos por estos parajes.

Laderas agrestes

Laderas agrestes. Ya se acabó la complacencia. Ahora toca apretar los dientes y ascender por pendientes cada vez más empinadas y complicadas.

El Refugio de Vega Redonda

El Refugio de Vega Redonda. Merece la pena alcanzar los 1.450 metros de altitud para tomarse un caldo por 4 euros en un vaso de cristal. Está buenísimo. Además, el café cuesta 1.70 euros y contiene mucho más cantidad que cualquier que cueste 1.20 en cualquier lugar.

Nieve dura y un guía cojonudo

Nieve dura y un guía cojonudo. Las estrecheces aumentan y no hay que mirar más que al suelo. La niebla es la fiel compañera y puede sorprendernos el viento en cualquier momento. El guía es muy inteligente y conoce muy bien las cumbres de Asturias.

¿Montamos un chalet sobre tierra llana?

¿Montamos un chalet sobre tierra llana? En el terreno kárstico es mejor andarse con cuidado y no dar un paso en falso porque puedes caer por una barranquito y terminar 100 metros más abajo tanto al aire libre como dentro de un cuevón espectacular.

Asturias, patria querida (VII)


Ya en los Picos de Europa en su totalidad, os voy a mostrar los cambios que se producen en la alta montaña desde los 1.100 metros hasta los 1.800. Un camino tortuoso de 10.2 kilómetros de ida y otros 10.2 de vuelta para visitar el Mirador de Ordiales. Allí está enterrado un montañero que amó tanto esta cordillera que quiso descansar a 1.800 metros de altitud. Maravillosa forma de acabar en este mundo y dejar una huella que sólo la destrucción del planeta impedirá que se perpetue.

Pradera y camino suave que lleva al mirador.

Pradera y camino suave que lleva al mirador. Hacía sol, unos 13 grados y me apetecía más tumbarme sobre la hierba que andar 10 kilómetros hacia arriba. Pero la experiencia iba a merecer la pena. Al fondo, unas nubes acechantes nos iban a demostrar que en la alta montaña no se deben malinterpretar los avisos de peligro.

Típica ladera de Picos a 1.200 metros

Típica ladera de Picos a 1.200 metros. Lo más espectacular se encontrará más arriba porque a 1.200 metros todavía aguanta la pradera en las laderas de los Picos de Europa. Más arriba, el modelo kárstico nos sorprenderá.

Modelo kárstico soleado

Modelo kárstico soleado. Aquí se esconden los rebecos y los corzos, aunque a altitudes tan bajas como ésta (unos 1.200 metros) es complicado que aparezcan.

Asentamientos en la alta montaña

Asentamientos en la alta montaña. Sirven para guardar ganado y se adaptan visualmente a la perfección en el paisaje.

Nube de etiquetas