Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Juventud’

Poesías (XVIII)


El título de esta poesía es la última canción de THE JOSHUA TREE de U2 de 1987. Es un temazo que yo acoplé con mi visión. Se debió publicar entre el 1999 y el 2000.

MOTHERS OF THE DISAPPEARED
En las gélidas madrugadas,
en las cálidas heladas,
una mujer llora acurrucada.
Ella recuerda a aquellos camaradas,
a aquellos olvidados camaradas,
que asumían con cara enjuta y apagada
que su hijo desapareció con su arma.

¡Escucha vida cruel, fugaz,
sin un negro y oscuro antifaz!
Requiero ojear el más allá
para conseguir comprobar
dónde mi hijo está.

Muchas peticiones, muchas esperanzas.
Muchas falsedades, muchas finas lanzas.
Pero todo un sabio dijo que se alcanza
si la fe en Dios mantiene la balanza.

Poesías (XVII)


Vamos con el segundo poema que falta de la colección LOVE IS BLINDESS. Lleva el título de la undécima canción del disco POP de U2 de 1997.

PLEASE
Desvía su mirada imperativa
mientras el mundo recorre el peligro.
Culmina su ardor, su cumbre sensitiva
y un amigo sola la divisa herido.
Todo sucede rápido.
Su rostro suspira lánguido,
Su piel transpira sin óleo;
Pierden su valor en el inmenso mar.
Deseos inseparables y febriles
porque hay algo más que eso: el petróleo.
El petróleo, del dolor único sostén,
que abastece la sonrisa de su cálida tez,
la magia de su ser, la fuente de su red,
que expande por todo su extraño estrés.
En días oscuros, un hombre posee un hombro,
hombro suave y aliviador de duras cargas,
de potentes tensiones sin ningún fondo.
Sin solución alguna: un tierno abrazo.
‘Love is hard and love is tough,
but love is not what you are thinking of’.

Poesías (XVI)


Ésta y la siguiente entrada de POESÍAS (será la XVII) se encuadran entre 2000 y 2001. Tras redescubrir un número de la revista NLAR pude ver cómo había publicado cuatro poesías. Dos de ellas ya las conoceís: LUNA LLENA (https://carlosvelasco.wordpress.com/2011/01/24/poesias-v/) y CONFESIONES DE UN EXTRAÑO (https://carlosvelasco.wordpress.com/2011/01/25/poesias-vii/). A todo el conjunto de poemas que salieron en ese número los englobé bajo el título de ‘LOVE IS BLINDESS’. Hay que señalar que LOVE IS BLINDESS es una canción de U2, concretamente la última del disco ACHTUNG BABY de 1991.
Ahora os indicaré el primer poema que falta de este grupo y en la siguiente entrada el segundo. En ambos, U2 es el protagonista con el título.

WHERE THE STREETS HAVE NO NAME
Deseos incomparables y débiles
se alejan de una persecución lunar
en ese lugar apagado: el mar.
Deseos inalcanzables y oscuros
pasean salmodiando por las calles.
Deseos inauditos y bruscos
que son ese lugar radiente, el valle,
con un lunático arroyo sin llave.

Poesías (XV)


OLEADAS AL VIENTO (principios del año 2000)
Suave sopla el claro viento.
Las olas, la corriente…
La brisa acaricia la piel.
La humedad, la mente…
La arena fresca, mojada,
se desliza por su frente.
Él cuida sus cabellos finos.
La mañana, la gente…
Se besan, les ven, pasión…
Segundos, música, el ente…
Se desvanecen las figuras,
las nubes son las oyentes.
Ellos solos, el calor, la vida.
Una hora, melodía fuerte…
La noche…, la brisa escapada…
La noche…, la suerte.

Poesías (XIV)


Me encantan estos versos. Por supuesto, están dedicados a los Jardines de Aranjuez.

LA TARDE (principios del año 2000)
Jardines misteriosos.
Naturales y berenjenas.
Paseos asombrosos.
Ríos de alegría y de pena.
Pinos verdes, frondosos,
gigantes y sutil azucena.
Tardes de alivio y fragancia.
Tardes de paso y elegancia.
Recuerdos deslizantes…
El oxígeno en los pulmones…
La memoria, un viaje…
Planicie. Al fondo, los montes.
La música, la llama…
El gorrión, la clave…
La utopía, el ruido…
La cultura, la llave…

Poesías (XIII)


La primera poesía del año 2012 será ACORDES. La compuse al igual que la siguiente que aparecerá a principios del año 2000. Para mí es la mejor por su calidad estética y por su valor expresivo. Disfrutadla.

ACORDES
Guitarra sensitiva,
tierna, mimada y fina,
luchadora entre el clamor
y el sudoroso fervor
que suele despertar una noche
de copas, júbilo y sordos nombres.
La guitarra enternece al duro,
apasiona al ambiente crudo,
suaviza la atmósfera oscura,
enloquece a la joven pura
que siente cómo sus tacones
al papel lo rompiese en jirones.
Sube la pasión estruendosa
sobre una madera picoteada.
La gente ilumina al aire, loca.
La guitarra sorprende con llantos.
Robustas y apenadas quejas
surgen de un hombre melenudo,
encorvado y con éxtasis mágico,
que grita las sílabas al mundo.
La atmósfera está agarrotada.
El público se deleita con gusto.
¡Hasta la ilusión más apenada
se convierte en arte de culto!
De repente cesa la guitarra.
Truenan las hundidas gargantas.
Lo agradecen los camaradas
y sale de la escena la magia.
La monotonía vuelve
y la gente está feliz.
La vida sigue
y sólo queda decir sí…
a la magia.

Poesías (XII)


SU PALABRA ES HERMOSURA (principios del año 2000)
Entre las flores más perfumadas,
entre las sonrisas más claras
nace la hermosura:
alma y mente pura.
Los cabellos castaños,
esbeltos y largos.
El rostro suave y delicado,
cuerpo coqueto y las manos
reflejan juventud: los años.
Su palabra es hermosura.
Su simpatía; la justa.
Su carisma, todo el esplendor.
Su sabiduría, la razón.
Su don, la compostura.
Su tabú, la mentira.
Su palabra es hermosura
y su meta, la alegría.

Seis años de poesías


Esto lo redacté meses antes de terminar el Bachillerato en el Colegio Loyola. Era mi última entrega a los compañeros y quise despedirme de esta forma:

“Carlos Velasco, Liam Mullen Jr o Liam (simplemente) han servido para que una mente tan compleja como la mía transmitiese unos sentimientos, a veces tan inexplicables que han resultado imposibles de llevar al papel, y así los lectores atentos los pudiesen comprender. Eso puede indicar falta de reflexión creativa, pero también demuestra qué difícil es comentar lo que uno siente por dentro mientras que la vida sigue y no exige momentos para plantearse uno mismo ni siquiera el sentido de su existencia. Son algo interesantes algunos de los escritos que he redactado desde una inusitada afición por mi ciudad, Aranjuez, o por mi gran entretenimiento como es el ciclismo. Todo lo que he escrito supone la realización personal de una persona preocupada por la cultura en general y por su alrededor. La devoción mía por algunos grupos de música ha conllevado a que yo tratase de explicar con otras maneras las ideas de angustia o alegría que ellos transmitían. Eso provocó la publicación de ‘I still haven’t found what I am looking for’ o de ‘Mothers of the disappeared’, ambas creaciones muy intensas y completas de pasión desmedida.

Con mis escritos he pretendido transmitir unos sentimientos de una forma diferente para que algunas personas llegasen a entenderlas. No he pretendido ser el típico malgastador de versos y renglones sencillos y con poca variedad artística como algunos presuntos genios (tanto musicales como literarios) que triunfan a costa de un buen servicio de márketing. He querido fallar debido a mi complejidad para aprender de esos fallos y para perfeccionar un estilo aún más deputado. Pienso que la real pérdida desde el final del siglo XX al comienzo del XXI ha sido la complejidad de expresión y se ha tendido hacia la sencillez que nos está encuadrando en una serie de fórmulas y reglas de las que solamente se puede salir con un gran amor propio y dejando volar a la imaginación.

Todos los genios importantes se han constituido tras innovar y transportarnos a mundos no creíbles a primera vista. Ése es mi fin último: investigar para innovar en las artes. Probablemente erraré porque el destino así lo predisponga, pero seguramente las ganas y las ideas obtenidas no quedarán en vano. Os animo lectores a que salgamos todos de esta creciente obsesión que significa el mal uso frecuente y repartidísimo de los móviles, ordenadores y nuevas tecnologías. Huyamos de ellos. Huyamos porque creo firmemente que si existe este mundo es para que sobre él todos los seres humanos consigamos prosperidad intelectual y para que avancemos para lograr un, parece imposible, mundo mejor (siempre respetando a nuestra segunda madre: la madre naturaleza). Una de las maneras de prosperar, aunque no se solidifique, es sin lugar a dudas, la lectura y la creación literaria. Y estos dos métodos por suerte los tenemos en nuestro Loyola, debido a la creciente mejora de nuestras dos bibliotecas. Os aliento a que no toméis por broma estas dos sugerencias y espero que al menos este verano os leáis dos o tres ricos libros. Un saludo y hasta siempre, lectores de N-LAR de Loyola.

POSDATA: No creáis que estoy como un cencerro.”

Poesías (XI)


MORIBUNDO
Piel caliente, cuerpo muerto.
Alma sucia, espirítu…
Corazón… Cabello suelto.
Cinco noches de rocío,
las mañanas de albedrío.
Calles siempre inacabables
como el ruido de un destino
vivo y fértil, como un valle.
Atragantada melodía del mediodía,
hipnótica, atrevida, detallada armonía.
Entre los entresijos de la oscura encina
crece una ilusión fulminante como una vida.
Es la claridad que reparte alegría.
La alegría es una vela envuelta en llamas
si la verdad y la realidad
son tristeza, algo más: melancolía.

Poesías (X)


REALIDAD (mayo de 2002)

Si encontrase una razón

para explicar todo mi pensar

me hallaría solo entre un mar

de ruidos y con la desazón

de no poder buscar mi fin.

Mi fin se resume en unos versos

mal trazados sobre el papel

y en unos imposibles besos.

Mi búsqueda de alguien más allá

de las simples convicciones.

Me condujo a un callejón lleno

de flechas y duras emociones.

Nunca llegué a conseguir eso

que cualquier ser humano

habría deseado desde nacer:

pedir la anhelada mano

de mi mujer, todo esplendor,

alegría y vitalidad,

con la que formar una unión,

para ser capaces de soñar

con las estrellas del firmamento,

lejanas en el denso cielo.

Tras esperarte de un viaje,

con el extraño recuerdo,

añoro aquellos días

cuando el mundo era un juego.

Allí la vida consistía

en escucharte y palparte

ese dolor mezclado con frío

temor a que el destino arrancase

de ti la enorme belleza humana,

que derrochas por cada rincón

de esta efímera y absurda existencia.

Sólo me queda la desilusión.

Ahora y siempre te recordaré.

[Puedo decir casi 9 años después que así ha sido]