Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘jugadores’

Excusas de jugadores durante 11 años


En la anterior entrada os decía que en Senegal las cosas estaban mal pero a la mínima oportunidad que los africanos disponían de medios, intentaban aprovechar. Ahora voy a destacar unas situaciones que me han ocurrido como entrenador durante 11 años y medio y que resultan muy curiosas:
– Hay un jugador que llega a las pruebas de junio y dice que se queda en el equipo. Le cuentas los horarios de entrenamiento y los días de partido y los acepta. El 2 de septiembre te comenta que se apuntará a clases particulares y que fallará en uno de los tres días de entrenamiento. Lo peor de todo es que las mete y te callas. Otro que no las mete cuando llega un fin de semana determinado te dice tres días antes que no va al partido porque se va a ver a su cuñado que juega en la ACB (verdad).
– Si el jugador tiene actividades extraescolares como música o inglés y el sábado le coincide algo, las posibilidades de que no vaya al partido son muy altas.
– Y como le castiguen sus padres… lo primero es dejarle sin baloncesto.
– ¿Y si hay puente vacacional pero se juega una jornada de liga? Se va de puente. Uno con 20 años se inventó el año pasado el puente de la Semana Blanca…
– Otro tema que se me olvidaba: si hay cumpleaños familiar o de un amigo, es muy probable que te diga que no irá al entrenamiento. Cuando yo estaba en Parla pusimos aposta un partido un jueves y tres días antes nos dijo un jugador clave (y por el que se ideó el amistoso) que no podía acudir porque su familia celebraba un cumpleaños. Le obligamos a asistir pero perdimos de 26.
– Hace un tiempo escuché una excusa insostenible: “Carlos, no puedo ir a entrenar porque estoy en Madrid con los amigos y no he podido/querido coger el tren. Es una pena volverme tan pronto, además”. ¿Qué haces tras recibir este mensaje si sabes que no tendrás ni 5 en el entrenamiento?
– Lo que me ha hecho siempre más gracia ha sido echar la charla a los 5 que han ido a entrenar por la ausencia de los compañeros y luego a los dos días no tienes a ninguno de esos 5 y tienes que abroncar a otros 5 ó 6 diferentes. Recuerdo muy especialmente esta conversación hace dos años en Parla. “Joder, me acaba de avisar Fulanito con 5 minutos de antelación al entrenamiento de que no va a venir porque tiene mucho que hacer. ¿Tú te crees, Benganito, que así podemos ir a algún sitio? Hoy no seremos 10 tampoco y no practicaremos un 5×5 de partido. Me lo podría haber avisado antes”, le digo. “Ya… Es que yo no estaré el fin de semana porque me voy a ver a mi hermano que juega en Madrid y llevo un tiempo sin verle. No te lo había dicho antes”, me respondió. Mi cara entonces fue un poema.

Anuncios

El ABC del entrenamiento en el baloncesto


Llegó a mis manos el libro “BALONCESTO. EJERCICIOS PARA EL JUEGO DE ATAQUE” escrito por Giorgio Gandolfi. Nunca espero mucho de los manuales de ejercicios y de técnicas de baloncesto (cometí el error a los 20 años de añadir unos siete libros a mi biblioteca) ya que donde más se aprende es observando detalladamente a los entrenadores de formación (dando casi igual muchas veces si es una cantera de primer nivel o una menor).

En el primer capítulo de esta publicación hay una serie de puntos que me gustaría destacar y que sintetizan a la perfección lo que debemos esperar siempre de un ejercicio que leamos o que propongamos. Para ello voy a entrecomillar estas frases:

“¿Por qué eliges un ejercicio?

– ¿Es sólo para impresionar a los jugadores con tus conocimientos? Equivocado. Necesitan ejercicios que se ajusten a sus habilidades, que sean efectivos en ayudarles a mejorar individualmente y como equipo.

– ¿Es porque el ejercicio fue utilizado por un entrenador famoso y con éxito? Aceptable. ¿Pero estás seguro de que el nivel de competición, así como el tamaño, el nivel físico y las habilidades de tus jugadores y tu filosofía ofensiva se adecúan a ese ejercicio?

– ¿Eliges un ejercicio determinado sólo para romper con el aburrimiento durante la sesión? Aceptable. Pero hay algo más importante: el ejercicio debe ser útil y tener un objetivo específico u objetivos”.

No llevo más que 11 años entrenando y nunca he dirigido ningún ACB ni he sido campeón de nada, pero sí os puedo decir que estas tres premisas son a veces despreciadas por los entrenadores.

Analicemos más a través de la realidad de nuestros equipos que de la idealización de nuestros sueños.

El sistema de cambios de la ACB


Hace unas tres semanas coincidí con un periodista de un diario deportivo de gran calado en España y me dijo que lo más normal sería que se quitase la posibilidad de poder fichar y de cambiar jugadores en la ACB mediada la temporada. Yo no puedo estar en mayor desacuerdo. Si tenemos en cuenta, por ejemplo, que el Joventut tiene 3 bajas muy relevantes y que su plantilla es sólo de 10 fichas con cierto sostén, las posibilidades de que ese equipo pudiese salir adelante en la competición y de poder salvarse, serían muy pequeñas si no pudiese realizar cambios. De todas formas, ese mismo equipo dice que no cuenta con el suficiente caudal económico -ni siquiera para poder suplir a uno de sus tres lesionados (dos de ellos de gravedad y durante más de 3 meses)-. Es decir, que lo que ese compañero dice es que cada uno se atenga a sus consecuencias. Además, asumió que eso de cambiarse cromos entre los equipos más potentes y los más pequeños para favorecer a los primeros sólo redundaba en que la gente cada vez estuviese menos atenta a la hora de los partidos de la ACB en la televisión porque no se sentían identificados.

Creo que el problema es mucho mayor. No tiene nada que ver el fraccionamiento de las audiencias por el TDT y la plataforma digital con el interés de los aficionados. Como dice mi jefe, se ve lo que interesa y yo añado que sólo se consigue que algo interese cuando hay un valor añadido de morbo o de calidad. En la ACB cada vez hay menos morbo porque no lo propiciamos los periodistas y ha bajado la calidad media por la necesidad imperiosa de rebajar salarios en los equipos medios/bajos.

Mi conclusión es que se sigan cambiando los jugadores que se necesiten porque aquellos que entran y salen no son los que realmente aglutinan el foco de los medios locales de cada equipo, esto es, los jugadores importantes son los que consiguen que haya una identificación con el club y por ello los cambiados no son más que “parches” que se fichan en la mitad de la temporada.

Nube de etiquetas