Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Farrapona’

La Cubilla y la dureza acumulada


Subían muy rápido el Puerto de La Cubilla y en el pelotón no pasó nada hasta quedando 5 km. San Lorenzo y La Cobertoria antes que La Cubilla, un final inédito en La Vuelta. Visto lo visto, surgen varias razones por las cuales no hubo más espectáculo por parte de los favoritos.
Si no pueden o no quieren los ciclistas, no hay nada que hacer. La etapa más aburrida de La Vuelta (ayer a Guadalajara) fue la más vistosa. Es una cuestión de varios factores antes de la segunda jornada de descanso: falsos llanos de 20 km. hasta que quedan 18 km. para iniciar oficialmente la ascensión a La Cubilla; cansancio mayúsculo de los favoritos por la tralla que llevan ya no solo en La Vuelta sino en toda la temporada; pocos favoritos en liza guardando lo poco que tienen; no hay rampones imposibles así que todo depende del ritmo machacón de los que tiran; sensación de que si no hay un rampón que incomode el pedaleo, nadie se ataca hasta quedando poco…
A mí me encanta La Cubilla, pero necesita tener un encadenado de bajar e inmediatamente subir, como Cobertoria, Cordal y Angliru. Aun así, es cuestión de dar tiempo, como pasó a La Farrapona, para que la dureza se refleje más en las piernas. Pasaron cosas ya que Valverde cedió tiempo y Quintana perdió muchas de sus opciones antes de recuperar tiempo en Guadalajara, pero se esperaba que fuese en La Cubilla, un puerto más tendido, donde se viese que los rampones coartan a la gente y que lo tendido llama al espectáculo. Otra vez será.
Anuncios

San Lorenzo y La Farrapona en una jornada preciosa en Asturias


Si en la anterior entrada (https://carlosvelasco.wordpress.com/2013/07/11/el-intento-fallido-de-subir-el-angliru-del-25-de-junio/) revisé mi primer intento fallido de subir al Angliru por una lesión de rodilla, ahora os comento cuál fue la replanificación de las vacaciones en Asturias. Mi idea era cumplir este etapón (http://ridewithgps.com/routes/2729378) con Maravio por Prado (un 1ª), San Lorenzo por Teverga (un especial categoría) y La Farrapona (otro especial categoría). Estos dos últimos puertos se ascendieron en La Vuelta de 2011 y yo iba a hacer los 44 últimos km. de esta etapa que ganó Cobo. Además, Marce de la web 39×28, me aconsejó no subir Somiedo y sí La Farrapona. No me defraudó la elección. Muchas gracias.
ETAPA DE LA VUELTA 2011 CON LA FARRAPONA
Sin embargo, ante la incertidumbre de mi rodilla preferí no arriesgar y probé San Lorenzo desde Aguasmestas ya que yo venía del oeste de Asturias ese día y si todo salía bien iba a completar también La Farrapona. Entonces, el perfil quedaría de esta forma:
ETAPA FINAL.
Éste es el vídeo de los 48-49 km. que completé en unas tres horas.

Éstas son las altimetrías de los dos puertos ascendidos.

San Lorenzo oeste: http://39x28altimetrias.com/sanlorenzooeste.html
WEB DE 39X28

La Farrapona: http://39x28altimetrias.com/lafarraponaasturias.html
WEB 39X28

Así explicó Perico cómo eran San Lorenzo y La Farrapona:

Puntos de vista sobre La Vuelta


Leo por la mañana del domingo 11 de septiembre (justo el día que termina La Vuelta a España en el centro de Madrid) este artículo publicado por Fernando Llamas en http://www.elmundo.es (http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2011/09/11/ciclismo/1315694485.html). Tras vuestro vistazo oportuno, voy a contestar.

El Giro y La Vuelta se están excediendo en sus recorridos a la hora de crear una espectacularidad mayor para atraer a un espectador que si puede se echa la siesta y pasa olímpicamente de unos hombres montados en una bicicleta. Si hay rampones, los recorridos interesan más. Ha habido por lo menos quince cuestas impresionantes en esta Vuelta y muy pocos sprints. Al final y al cabo se echan de menos las oportunidades para los velocistas porque no existe un equilibrio y la sensación que se produce es que todo el rato están escalando los corredores. El exceso también se paga, y sobre todo en las piernas de los ciclistas. No ha existido una importante concatenación de puertos (menos los días de la Farrapona y del Ancares), pero sí se han recorrido demasiadas pendientes. Tantísima montaña y a veces muy mal distribuida en la misma etapa (como la de la etapa del Ancares o la de Vitoria) no ha hecho más que eliminar del primer puesto a los contrarrelojistas, pero si después de tanta dureza Wiggins y Froome (dos ciclistas que se sienten muy bien con la ‘cabra’) sólo han perdido menos de dos minutos, el resultado significa que ha habido mucha dureza pero muy explosiva, así que con una lógica segunda contrarreloj de 35 kilómetros, ellos dos se habrían disputado la victoria de La Vuelta.

¿Se ha convertido La Vuelta en un campo de supervivencia? Ni tanto ni tan calvo, pero sí es cierto que se recurre más al morbo y al sensacionalismo con algunos recorridos que al dinamismo de la competición. Personalmente, no me he aburrido ni un solo día de la ronda, porque siempre había un momento para la concentración, pero hay que buscar un mayor equilibrio para compensar a todos los participantes.

La Vuelta 2011, un terreno comanche


He leído desde enero de este año muchas críticas y valoraciones sobre el recorrido de la Vuelta a España de 2011. Tras ver los últimos retoques efectuados por la organización, debo decir que es impresionante la apuesta de los máximos responsables de esta carrera.

No nos vamos a aburrir más que en 5 etapas (las llanas), porque el resto de días nos vamos a divertir como jabatos. Puertos cerca de la meta para imponer el nerviosismo en el pelotón, llegadas en cuestas cortas pero muy duras, etapas en las que se va a volar para ascender un único alto, muchas posibilidades de escapadas-bidón, dureza repartida para que haya oportunidades de lucimiento casi cada día para los capos de la general… La etapa de la Farrapona me encanta porque tras San Lorenzo la meta se halla en un puerto largo y con tramos muy duros pero discontinuos. La de Ancares que llega a Ponferrada no se sube (creo yo) por la vertiente más tremenda de este puerto lucense, pero aun así, me apasiona la apuesta. Que no se ascienda a Navacerrada no me inoportuna, ya que la etapa de San Lorenzo de El Escorial será nerviosísima. La subida al Angliru tiene los tintes previos necesarios para entretenernos al máximo. Y luego, sólo una contrarreloj larga, lo suficiente para que los más rodadores cuenten con algún porcentaje para vencer en Madrid. Y que La Vuelta discurra por el País Vasco con dos etapas muy nerviosas… otra gran noticia.

Respecto a la participación, quizás falten seis corredores de primerísimo nivel (a saber: Sánchez, Evans, Contador, los Schleck y Basso), pero los que se han presentado en la salida cuentan con un potencial válido para que lo pasemos muy bien. Quiero que gane Joaquim Rodríguez porque es un valiente sobre la bicicleta.

Vamos a disfrutar desde hoy mismo a través de Teledeporte. La Vuelta 2011 merece la pena.

Nube de etiquetas