Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘elecciones’

Las huelgas que nos esperan tras el 20N


Me dice la RAE que ‘insidia’ significa “palabras o acción que envuelven mala intención”. Esto es lo que practicará Rajoy con los trabajadores a partir del lunes 21 de noviembre. Como él no ha sido capaz de apuntar ningún súper-recorte en la campaña electoral contra los mileuristas o desempleados, en breve nos comunicará qué es lo que pretende impulsar para levantar a España.

No hay peor política social que la subida del desempleo. Es un recurso facilón para el PP y la realidad que nos deja el PSOE (desbordado desde hace cuatro años). Pero lo que nos espera no va a ser minino. Los empresarios (grandes y pequeños) sacarán a la palestra todo el capital que habían guardado bajo las alfombras y el crédito fluirá poco a poco (de aquí a dos años). El paro irá decreciendo hasta un 16% (más o menos) en 2014 y la victoria del PP será más apabullante entonces de cara a la clase media/alta. ¿Y los pobres? ¿Los que ganan 1.000 euros o menos al mes? ¿Les gravará un menor I.V.A? ¿Les bajará el I.P.C.? ¿Les rebajará el I.R.P.F.?

Ningún analista argumenta que los que menos saldrán perdiendo de las políticas del PP serán los pobres. Los sueldos de 1.000 bajarán a 800 (como norma generalizada) y así irá desapareciendo el paro, pero no crecerá el poder adquisitivo de los españoles. ¿Más barato echar a trabajadores con muchos años en las empresas? Está sobre la mesa.

¿Lo más triste de todo esto? Que incluso con el PSOE en el gobierno de 2011 a 2015 nos habría ido mucho peor. Además, lograr más de 185 escaños otorgará un plus de poder al PP que redundará en un aumento de las huelgas. A más poder, más intención de realizar medidas que no gustarán. Las huelgas que nos esperan tras el 20N por las reformas laborales y de las pensiones nos van a dejar asombrados. La izquierda se moverá en masa cuando gobierne el PP. ¿Y en los anteriores años por qué no se implicó tanto esa masa socialista?

Anuncios

Pelillos a la mar de Rajoy


Dice la RAE que la expresión “pelillos a la mar” significa lo siguiente: “por los muchachos para afirmar que no faltarán a lo que han tratado y convenido, lo cual hacen arrancándose cada uno un pelo de la cabeza, y soplándolos dicen eso”.

Tras leer lo que dijo Mariano Rajoy en este enlace (http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/16/espana/1321479899.html?a=cec476d00dd7395c91bb639c3f8e6883&t=1321494724&numero=) no me extraña que al final “por la boca muera el pez”. Palabras del candidato del PP:

“Ningún medio, banco, empresa o sindicato ni nadie me puede dar órdenes”

Ojalá lleve razón. Lo cierto es que entre los ‘lobbies’ extranjeros y los compañeros de partido que se le suben a las barbas, Mariano Rajoy puede argumentar lo que desee sobre su autoridad frente a sí mismo y frente al exterior, pero no hay líder que no reciba órdenes. Las recomendaciones son lo de menos. Las órdenes de los banqueros se producirán, le gusten o no, y más según está el patio. No espero que los votantes crean con fe ciega esta declaración de intenciones… desorbitadas.

Gobernar es meterse en contradicciones


Leo atentamente la entrevista a Rosa Díez del UPyD en EL PAÍS (http://politica.elpais.com/politica/2011/11/12/actualidad/1321120765_988440.html). En ella compruebo que ni en el aborto ni en la limitación de mandatos posee la candidata una postura clara y el entrevistador consigue dejarla sin un argumento sólido. Es cierto que en EL PAÍS no deben estar muy contentos porque la política se marchó del protegido PSOE hace unos años para montar un partido con su ideología. Sin embargo, es interesante comprobar cómo en las entrevistas no dirigidas e interesantes se pueden sacar conclusiones todo menos anodinas sobre las propuestas de los partidos políticos.

Es muy relevante que nos miremos en Alemania como modelo básico de nuestra posible reforma de las instituciones públicas para lograr que la estructura del Estado se vea rebajada y así se ahorre. Además, resulta muy curioso que no se centre casi nadie en la dinámica de Estados Unidos (el motor del mundo) para tomar medidas en España. ¿Filiación germánica o desprecio hacia lo yanqui (el cual nos llega por otras vías que sí aceptamos y que nos invade)?

La hipocresía total


Me metí hace poco en el enlace http://www.elpais.com/articulo/portada/Handke/tiempo/elpepuculbab/20111105elpbabpor_3/Tes. El austriaco Peter Handke dice algo que me remueve el alma y la conciencia de ciudadano poco combativo (todo lo contrario que él ha podido llegar a representar con sus pensamientos determinados). Dice lo siguiente: “Las democracias de hoy, en realidad, son las nuevas dictaduras, las dictaduras humanitarias y económicas: lo más hipócrita que hay. Vivimos en una época de hipocresía total, antes regía la violencia pura y dura, pero ahora estamos frente a una violencia azucarada, no menos brutal”.

A escasos 15 días para ejercer nuestro derecho al voto, a veces pienso que lo que expresa Handke puede sostenerse hasta cierto punto. Es una visión muy pesimista de la realidad y nos puede llegar a aturdir. Lo que creo que no es cierto es el hecho de no resaltar la conquista de los derechos humanos desde 1945 en adelante (ahí hay una hipocresía diluida), por mucho que no se hayan expandido como nos habría gustado.

Sin embargo, enseguida me meto en mis quehaceres y olvido el sentido último de sus afirmaciones. La hipocresía sólo la pueden vencer los que tienen el poder y los que no lo ostentamos nos convencemos de que nos vale cualquier mínima franja de nuestro bienestar para seguir hacia delante.

Los mayores, un ejemplo de democracia


Hoy cuando me dispuse a entrar por el colegio electoral que me correspondía vi una gran cantidad de personas mayores ejerciendo su derecho al voto.

Me congratula que eso sea así. Han pasado por acontecimientos históricos deleznables y después de que la democracia se instaurase en 1977 han podido disfrutar de derechos que no existieron con anterioridad.

Ahora que se habla tanto de la Democracia Real, e independientemente de si su voto beneficiará a la derecha o a la izquierda, tengo que decir que estas personas que superan los 60 años son garantes de que España ha sido un gran país donde las peleas quedaron a un segundo plano para que creciese el Estado y nuestro bienestar.

Ahora que vuelve a producirse una situación complicada por la inoperancia de los políticos, los mayores vuelven a ser los protagonistas y nos muestran que, aunque no puedan andar y necesiten de la ayuda de sus familiares para afrontar los escalones de los centros educativos, su voto es una demostración de esfuerzo democrático.

Opinión pública y elecciones


“El poder político no sólo esta asentado sobre el consentimiento popular, expresado en elecciones libres y periódicas, sino que se ha de desenvolver en un clima de opinión pública libre e informada”. 

Óscar Alzaga, un experto en Ciencias Políticas y en Derecho Político Español, escribió esto sobre las Cortes Generales. ¿Hay algo que objetar? ¿La opinión pública es libre e informada? Sí, con excepciones. ¿Importan los actos de los políticos? Si nos afectan directamente a los bolsillos, sí. Si no nos afectan, no tanto.

Al final votaremos o nos abstendremos, pero lo que nunca deberemos hacer es ir a votar sin pensarlo. Es lo que quieren los partidos mayoritarios. “Votar al PP si eres trabajador es de tontos” dice el PSOE. “Votar al PSOE es decir sí a 5 millones de parados”, dice el PP. “El PSOE y el PP quieren quitar derechos a los trabajadores”, dice IU. Al final sólo hay proclamas para movilizar a electorados que no están interesados más que en cumplir con su labor aprendida.

Los votantes que sean capaces de dar varios pasos hacia atrás y de comprobar cuáles son los fines de estos candidatos se percatarán de que aquí hay más que un gato encerrado (y ese gato no ha caído “al agua” precisamente). ¿Algún partido ha merecido un voto proveniente de nuestro esfuerzo democrático? Preguntaos esto y será pesimista la visión (normal, con un país en quiebra y con “espera-oportunidades” acechando nos va como nos va).

Nube de etiquetas