Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘bilbao’

Antes muerta que sencilla o cómo La Vuelta sigue siendo fiel a sí misma


Gran día para el ciclismo español. 9 de enero y presentación de La Vuelta en Santiago de Compostela. He aquí el recorrido: http://www.lavuelta.com/la-vuelta/2016/es/parcours-general.html.

Aunque alguna etapas están muy bien diseñadas (Puebla de Sanabria, Bilbao, Urdax, Aubisque y Ribera Sacra) y otras contienen más dureza que el típico unipuerto (Ézaro, Aitana y Formigal), creo que de nuevo es una Vuelta de cuestas finales, donde el esfuerzo físico a lo gladiador se impone y sin atractivo para corredores que no sean propensos a disputar la general o del estilo Nicolas Roche. Es decir, estamos abocados a ver a los mejores corredores de las grandes vueltas menos Valverde, pero a pocos amantes del llano y casi ningún sprinter (como en 2013, en el que Cancellara era de los más rápidos).
Y por cierto, las etapas como la de La Camperona o Peña Cabarga son demasiado unipuerto, aunque sus rampas finales se inserten perfectamente en un vídeo de 10 minutos de Youtube.
Eso sí, es mejor este tipo de Vuelta respecto a algunos Tours de los últimos años (sobre todo el de 2012, que fue insuperable en estupor) y la emoción está más distribuida que el Giro de Italia de 2016, por ejemplo, ya que todo se juega en la última semana, aunque haya algunas etapas de media montaña que puedan interesar algo.
La contrarreloj es suficiente para que un corredor como Dumoulin se pueda interesar por repetir, pero los cuestones de La Camperona, Ézaro, Peña Cabarga y Llucena le pueden echar para atrás. Y ahí es donde aparece la figura de Purito de nuevo, que a sus 37 años se podría colar de nuevo entre los 5 primeros.
La Vuelta a España​ sigue fiel a su estilo, que es un gran valor, y proponiendo llegadas inéditas como Teixido, Urdax o Llucena, pero nos deja sin poder atraer a corredores como Sagan, quizás. Aunque quizás no sea así y venga… Desde luego, cualquier comparación respecto a la mejor participación histórica de 2015 será odiosa.
En definitiva, “antes muerta que sencilla”, antes desaparecida que en el ostracismo por no ser peculiar, significativa y emocionante de principio a final.

Anuncios

El mareante sistema de la Supercopa ACB


Supercopa en Bilbao. De acuerdo. Bilbao fue segundo de la Liga, Madrid llegó a la F4 de la Euroliga y a la final de la Copa, Barcelona fue campeón de liga y de Copa y Caja Laboral fue semifinalista en España y cuartofinalista en la Euroliga. Estos cuatro equipos merecen estar en la Supercopa ACB. Son los mejores cuatro de la última temporada pero ¿qué sentido tiene que un anfitrión tenga que disputar de manera directa una competición en la que hay un título de por medio. Lo que ocurrió en los casos de Gran Canaria, Granada y Zaragoza, por ejemplo, no me pareció normal. Así no se establecen criterios claros para definir lo que se pretende en el baloncesto español

Todos conocemos las dificultades para hallar una sede y para arañar patrocinadores de otras disciplinas, pero si la Supercopa se quiere mantener, no hay más remedio que diseñar bases muy marcadas: o dos equipos (los finalistas de la ACB o los campeones de Copa y de Liga) o cuatro equipos (los cuatro semifinalistas de la ACB, siempre y cuando coincidiese uno de ellos con el campeón de Copa; si el campeón de Copa cayese en cuartos de final o no entrase en los play offs, el peor semifinalista con un coeficiente quedaría fuera de la Supercopa y se metería el campeón de Copa). Así de sencillo (aunque también es un poco complicado). ¿Por qué marear la perdiz con lo del mejor coeficiente europeo, el anfitrión, el campeón de liga y de Copa?

El Europeo U20 de Bilbao en 10 puntos


No se me puede pasar que destaque varias vivencias y puntos de mi experiencia en el Europeo U20 de Bilbao. El viaje ha sido muy gratificante. Me acuerdo que desde el primer día yo ya estaba saturado de partidos de baloncesto (inevitable si ves 4 por jornada), pero conforme llegaron los momentos más calientes mi ilusión por la competición volvió y estoy deseando que comience mi pretemporada en La Paz de Parla el 2 de septiembre. Voy a decir las diez cosas que más me llamaron la atención:

1. La organización ha sido muy buena. Lo más destacable fue la libertad de movimientos. Cuanta más libertad hay, menos problemas surgen.

2. Los chicos de la selección española estuvieron muy accesibles en todo momento. Además, demostraron una entereza en sus momentos malos que me resultó muy halagüeña.

3. El cuerpo técnico de la selección española está compuesto por cracks. No se me olvida la cara de sueño constante que tenía Joan Peñarroya (ayudante de Orenga). Alfonso Castilla, el delegado, hacía de todo (como siempre) y nunca fallaba. Jesús Sala, ayudante, es el mejor relaciones públicas por su mezcla del sentido de la responsabilidad y del buen rollo sin parar.

4. Que la prensa (los pocos foráneos que estábamos) y los equipos estén en el mismo hotel facilita muchísimo la comunicación y te puedes enterar de todo al instante.

5. La comida del Barceló Nervión fue un espectáculo. Un tres estrellas con muy buenos servicios gastronómicos.

6. Compartir sala de comidas con los miembros de la selección no tiene precio. Es lo que tiene llegar por la noche con el restaurante de la pensión completa cerrado. Muchas gracias. Sueño con poder estar algún año en un cuerpo técnico de una selección. Lo confieso.

7. Coincidir con el excelso fotógrafo José L. G. Surrallés es sinónimo de que me enseñe magníficos reportajes visuales. No se le escapaba ni una. Me acuerdo cuando vio a la familia Gentile en la diagonal opuesta del campo y con sus 65 años corrió como un atleta de 100 metros para pillar la foto.

8. No pude tener contacto con todos los padres de los chicos de la selección, pero los que conocí fueron magníficos.

9. Leo Westermann de Francia y Melli y Moraschini de Italia merecen mi absoluta admiración al no tener los mismos pensamientos y comportamientos que Kahudi, Lauvergne y Fournier (de Francia), y Gentile (de Italia). Éstos últimos pasaron de mí como de la mierda al solicitarles un reportaje por cuartetos o por tercetos para la revista. Indignante actitud cuando no son nadie todavía en el baloncesto. Ni siquiera una respuesta de “no podemos ir porque no nos dejan” o de “en otro momento, lo que quieras”. Walter Magnifico y Leo Westermann (grazie et merci) intentaron arreglar la penosa educación en la relación prensa-jugadores que dispensaron esos “cracks”. Lo mejor de todo es que esos competitivamente hablando no se merecen una gran atención por mi parte, al ser peores jugadores sobre la pista que los españoles (oro).

10. Alberto Gómez (directivo de la FEB) es un hombre que siempre tiene una conversación amable y sosegada que ofrecer. Es un grande.

Posdata: El punto 11 es para los no nombrados anteriormente. Me dejé fuera de estos diez puntos a todos los compañeros de prensa, a los voluntarios y a los miembros de la FEB que consiguieron una estancia muy cómoda e inolvidable en Bilbao. Ojalá repita en otra ocasión en otro campeonato.

Un Europeo U20 con cautela


¿Mirotic dependencia? Parece que por ahí irán los tiros aunque clase hay de sobra para que los Simeón, Franch, Sastre y Jódar (por ejemplo) nos den más alegrías.

El 2-4 que ha llevado España en la preparación tiene mucho que ver con la baja de Nacho Llovet durante la preparación por un fuerte esguince de tobillo. Llegará al límite para la cita contra Turquía el próximo jueves en el Bilbao Arena. Su participación es vital para que Mirotic no tenga que asumir funciones defensivas de más en el interior. Nikola va predestinado a ser el MVP. Sólo hace falta que los talentosos españoles le acompañen.

En la revista GIGANTES que está en los quioscos podréis leer una presentación de 5 páginas en la que aparece un scouting de Jesús Sala, la opinión del seleccionador Orenga y las claves para seguir este Europeo que será muy bonito de vivir del 14 al 24 de julio en Bilbao. Estad atentos a www.gigantes.com desde hoy mismo para comprobar las últimas noticias.

El Barcelona, demasiado sólido para el Bilbao


Cuando un equipo es inferior se nota en dos apartados por lo menos:

– Rotación menos amplia.

– Incapacidad de castigar al rival superior y acumulación de pérdidas tontas de balón cuando más duelen.

Eso le ocurrió al Bilbao contra un Barcelona muy sólido en la final de la ACB. El 3-0 habla muy bien del equipo de Xavi Pascual, pero sobre todo, ejemplifica algo que me parece casi imposible: cambiar a 12 jugadores. Algunos me dicen: “¡claro, con esos yo también puedo rotar a 12!” Sí, todo muy bonito, pero intentadlo. Veréis cómo el cabecilla os echa mala cara y cómo el duodécimo en minutos se acuerda de ti varias veces cada tarde cuando recuerda cómo le “tratas”.

El Bilbao necesita un base suplente mejor, gente por dentro de verdad (no Mavroeidis, que ha hecho un buen trabajo, pero que es muy limitado en ataque) y un guerrero más completo que Chris Warren. Con eso, en la Euroliga podrá aspirar a entrar en el Top 16. Gran temporada de Katsikaris.

El Barcelona tendrá que renovar a media plantilla, pero cuando uno es pionero o líder, las soluciones se muestran más sencillas. Enhorabuena Barcelona. Será una pena que Ricky no siga jugando en la ACB para irse a una aburrida NBA, pero el dinero y el glamour son lo importante.

¿Cómo puede el Bilbao ganar al Real Madrid?


Parece mentira que el Bilbao haya ganado al Real Madrid. En el primer partido se notó con claridad la diferencia entre las dos plantillas: el Madrid tiene un escolta muy difícil de parar como es Llull, un pívot muy alto como Tomic que necesita poco esfuerzo para lanzar un gancho y un guerrero como Felipe Reyes siempre alerta. El Bilbao no era más que un conjunto de ‘segundos filas’ y por eso se desinflaron a la hora de la verdad (con 61-59 no supieron rematar).

Sin embargo, 48 horas después cambió la situación y el Real Madrid derivó en un equipo que requería de gestas para solventar una dura prueba (25-44 al descanso). Se puso con 62-61, pero entonces surgió una entereza importante por parte del Bilbao (que cuenta con numerosos veteranos) que destrozó al Madrid (sobre todo desde la personal). El Madrid sólo pudo remontar con Llull como puntal y el resto se diluyó. Mirotic anda en un estado de gracia menor, Suárez es una sombra de lo que fue por la apuesta de Molin por Tucker, Prigioni es el líder en todos los aspectos del equipo y pocas cosas funcionan.

El 1-3 es tan probable como el 3-2. Ya no apostaré por el Bilbao como lo hice por el Valencia. Curiosamente se produjo el mismo resultado en el segundo partido que en la Euroliga hace apenas dos meses. Veremos…

Mi valoración de la Copa del Rey


Seré explícito y diré qué ha hecho cada equipo en unas pocas líneas:

– Valladolid: Atenazados es poco. En cuanto que no les entraron los triples ante el Valencia, dejaron de defender. Escasez de centímetros en la pintura a la hora de la verdad.

– Valencia: Se notó en exceso que Claver resultó noqueado por la defensa madridista y que la rotación exterior fue más que limitada. Por dentro no despuntaron Savanovic ni Lishchuk. Por eso, no fueron finalistas.

– Bilbao: De menos a más en los cuartos y trampeados hasta cierto punto en los momentos clave. Necesitan algún killer más para poder afrontar este tipo de partidos.

– Baskonia: Desaprovechamiento de los recursos y exceso de utilización de los titulares. Los suplentes tampoco respondieron y por eso cayeron con tanta contundencia en las semis y estuvieron a punto de fracasar en los cuartos.

– Gran Canaria: Demasiado hicieron. Plantilla que ha quedado muy descompensada por la baja de Savané. Posesiones largas y menos penetraciones de las debidas con un esquema de juego muy abierto. En defensa intentaron dar el do de pecho con una rotación de 9.

– Joventut: Animadores de los cuartos durante unos minutos, pero en el lodo al final del partido contra el Barcelona. Con 7 jugadores poco se puede hacer. Y si ninguno de estos está entre los 10 mejores de la ACB, peor todavía.

– Real Madrid: A ratos muy sólido y no encantó a nadie. ¿Lo mejor? Que Suárez, Prigioni, Sergio Rodríguez y Mirotic se echaron el equipo a las espaldas. Messina acabó satisfecho porque compitió, pero no convence a nadie. Seguramente, ni aunque ganase convencería a la parroquia madridista que se ve netamente inferior al Barcelona. Dinero desaprovecho al máximo. Llegó roto el equipo con 9 jugadores de rotación (los 3 que no jugaron eran de todo menos mancos).

– Barcelona: Tuvo dos bajones antes de la final, pero como tiene una rotación tan amplia y defiende con tanta intensidad, dieron igual. En la final supo matar al Real Madrid con 2 triples al principio del tercer cuarto y llegó más entero al último cuarto, el cual lo empezó con más 5. Dilema Mickeal-Anderson para el futuro más próximo.

Nube de etiquetas