Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘bicicleta’

El intento fallido de subir El Angliru del 25 de junio


Cayeron Tenebredo, Cobertoria y Cordal, pero el objetivo era sumar también, y en final de etapa, El Angliru. ¿Por qué ocurrió esto? En el vídeo, la respuesta.

Éstas son las altimetrías de los tres puertos ascendidos:
Tenebredo: http://39x28altimetrias.com/tenebreonorte.html
TENEBREDO NORTE WEB 39X28
Cobertoria Oeste: http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=538 o http://39x28altimetrias.com/lacobertoriaporllanuces.html
COBERTORIA OESTE 39X28
Cordal Sur: http://39x28altimetrias.com/elcordallena.html
EL CORDAL 39x28

Anuncios

El Puerto de Canencia y de Morcuera en bicicleta


Cuando a uno le vence la rutina, es mejor escaparse. Eso hice hace pocos días. Desembarqué la bici en Soto del Real para iniciar una etapa que iba a llevarme a las dos caras de Canencia, a la dura de Morcuera y a la de Cotos para terminar allí. Finalmente no pude completar el último puerto porque no estaba nada fino (el típico día tonto en el que uno parece que lleva un lastre detrás del sillín). Pero aun así había que estar contento: subí dos segundas y un primera, algo que está muy bien. Salieron 50 kilómetros (http://ridewithgps.com/routes/1800877) en los que subí unos 1.900 metros de desnivel. Además, probé en un lugar diferente al de mis entrenamientos habituales el Polar CS500 y salí medio contento (se comió unos 30 metros de altitud en cada puerto y la temperatura que marcaba era tres grados superior a la real). Lo mejor de este ciclocomputador es sin duda el tema de las pulsaciones y lo específico que parece todo, pero el tema de la medición de la cadencia no me funciona, así que…
Vayamos al grano. Primer puerto: Canencia desde Soto del Real. Es más duro desde Guadalix, pero preferí usar esta vertiente. Unos 14 kilómetros de ascensión al casi 4% (http://39×28.blogia.com/2012/092601-puerto-de-canencia-por-miraflores-altimetria-y-fotos-.php). Lo más duro, como siempre llega en los últimos tres kilómetros en los que no bajas ni de coña del 7% y no rueda cómodamente la bici a pesar del suelo perfecto.

Puerto de Canencia (sur)


Bajé la cara norte de Canencia hasta el pueblo homónimo y me di la vuelta para subir la parte que había bajado. Ahí sale un puerto más suave de unos 9 kilómetros al 4% (http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=305) donde las vistas son preciosas a partir del kilómetro 5. Hay rampas del 10% y del 7 y del 8, pero es muy inestable en sus últimos cuatro kilómetros (los más exigentes, al 6% de media). Si vas fundido, te saca de punto, y eso pasó. En el kilómetro 33 ya iba destrozado.

Puerto de Canencia (norte).


Entonces decidí que iba a sufrir hasta Morcuera y entonces terminaría a 1.796 m. de altitud (o 1.780, como marcan los GPS). No es la primera vez que subo Morcuera (ya os mostré este reportaje en mi blog en junio: https://carlosvelasco.wordpress.com/2012/06/28/el-puerto-de-la-morcuera-y-el-puerto-de-navafria-con-la-bici/; y saqué otro en 2011: https://carlosvelasco.wordpress.com/2011/06/13/un-dia-por-la-sierra-de-madrid-con-la-bici/). Es uno de los cuatro colosos de Madrid junto con Navacerrada, Leones y Abantos. Uno siente un poco de pánico al ver su altimetría (http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=284) y subirlo no es nada fácil a pesar de que escogí el camino más corto (9.2. km.), sin estribaciones desde Bustarviejo, Guadalix o Soto del Real. Me centré en que iban a ser 9 km. y en ver mi Polar CS500 para comprobar la pendiente. El km. del 5 al 6 es una pesadilla a pesar del gran asfalto. ¡Cómo va subiendo la pendiente hasta el 12% y no baja del 9%! Qué dolor de piernas. Tuve que meter el 34×23 (algo desmesurado) porque no iba ni para atrás.

Puerto de Morcuera (desde Miraflores).


Al final coroné con viento a favor (muy bueno) y en el cuentakilómetros aparecían 1.750 m. de altitud. Pues no, son o 1.780 en GPS real o 1.796 como marca en el cartel.

Coronación en el Puerto de Morcuera (desde Miraflores).


Me hizo un día genial y arriba había unos 16 grados a la una del mediodía. Corto recorrido, pero muy exigente. Ojalá haya más proezas en el futuro.

La clásica del ciclismo para la zona sur de Madrid


Cuando mi amigo Pedro me dice un día antes que “mañana toca clásica” tengo que concienciarme para aguantar una parte de la sur de Madrid en la que los repechos abundan. Ésta es una de las clásicas que se pueden recorrer por la zona de Aranjuez y Morata de Tajuña: http://ridewithgps.com/routes/1728352. En unos 100 kilómetros te vas con unos 1.200-1.500 metros de desnivel acumulado en las piernas y te preguntas cómo has podido subir tanto. Os cuento esta ruta que hicimos el 17 de septiembre en unas 3 horas y media.
– Salimos de Aranjuez y hay unos 10.5 kilómetros llanos hasta un cruce hacia “El Balcón del Tajo”. Es un cuarta categoría: 77 metros de desnivel en 1.8 kilómetros al 4.2% (http://ridewithgps.com/routes/1728454). Para calentar piernas está bien. Lo mejor es que no bajas y tienes falsos llanos continuos con alguna subida de casi un kilómetro hasta el km. 20. Entonces iniciamos la subida al Castillo de Chinchón, que es un cuarta duro o un tercera corto y explosivo (http://ridewithgps.com/routes/1690201).
– Tras pasar por el precioso pueblo de Chinchón, llaneamos y bajamos hacia Belmonte del Tajo y cogemos luego el desvío hacia Valdelaguna. Lo favorable termina en el cruce hacia Villarejo (que no tomamos) y seguimos hacia Valdelaguna. Una cuesta de 2.1 km. al 5% que podría ser un cuarta duro o un tercera muy corto (http://ridewithgps.com/routes/1728487) y con rampones de consideración (más del 12%) que te quita el hipo. Menos mal que iniciamos después una bajada rapidísima y muy cómoda hacia Perales por una carretera espectacular. Alcanzar más de 90 km./h. se puede hacer si te atreves.
– Esta vez no subiremos a Valperales desde Perales de Tajuña, sino desde la entrada 4 a la urbanización (http://39×28.blogia.com/2012/071101-valdeperales-por-entrada-4-altimetria-y-fotos-.php). Es menos dura que la otra (http://39×28.blogia.com/2012/050701-valdeperales-por-perales-de-tajuna-altimetria-y-fotos-.php) y aquí acusas los repechos posteriores a esos 500 metros brutales al 15%. Es un cuarta y las piernas ya escuecen mientras que estás dentro de la urbanización. Bajamos muy rápido por la vertiente que hoy no escogimos y callejeamos por Perales de Tajuña (por aquí se puede iniciar una subida llamada por Pedro “Los Perros” que es larga y tendida, pero hoy no quisimos ir por ahí) y nos metemos a la salida del pueblo en el carril bici de la “Ruta Verde del Tajuña”. Fantástica elección para rodar por una vía roja en la que sorteamos muchos falsos llanos.
– Cuando llegamos a Morata las piernas van muy cansadas y encima empieza otro rampón espectacular: el Pico del Águila por la cantera (http://39×28.blogia.com/2012/022801-pico-del-aguila-por-la-cantera-altimetria-y-fotos-.php). Dos kilómetros a más del 7% pero con tramos del 13% (o más, quizás). Casi nadie circula por aquí, algo buenísimo para este cuarta categoría. El descenso lo hacemos por la subida tradicional al Pico del Águila y que yo ascendí en la Marcha de Contador en mayo.
– Tras regresar a Morata y coger algo de agua, no vamos hacia Frascuelo, donde hay una subida de un kilómetro (como sí aparece en el mapa porque se puso cabezona la aplicación y me tiró por ahí) sino que seguimos por la M-313 hasta el cruce que lleva a Chinchón. En el 67 comenzamos “Las Curvas de Chinchón” que 39×28 también diseccionó (http://39×28.blogia.com/2012/021101-chinchon-por-m-311-altimetria-y-fotos-.php). Dos partes divididas por un falso llano y una bajada. Siempre entre el 4 y el 6%. Aquí se puede montar una escabechina a partir de la gasolinera y de la rotonda. En Chinchón terminamos este tercera (el más largo de la jornada con unos 7 kilómetros y una pendiente disminuida por el tramo intermedio) y avanzamos hacia Aranjuez por una carretera repetida respecto al inicio de la jornada. Hay dos repechos que quitan el ritmo y ahí las piernas están doloridas.
– Al cruzar Villaconejos el terreno es o en ligera bajada o en llano por la vega del Tajo. Unos 96 km. y unos 1.300 metros de desnivel. Se puede endurecer más, obviamente, y las claves siempre son pasar por Morata, Perales y Valdelaguna. Ahí hay espectáculo asegurado en tus piernas de cicloturista.

La movilidad de las bicicletas en las grandes ciudades


En cada cita ciclista escucho a Pedro Delgado comentar lo mismo sobre la vialidad y el uso de las bicicletas en las grandes ciudades: no hay carriles acondicionados y se consume demasiada gasolina para desplazarnos. En la Plaza de Cataluña de Barcelona hay bicicletas de este estilo y como podemos contemplar casi nadie las utiliza. Sinceramente pienso que es más necesaria la vía que la bicicleta. Cualquier puede pensar en comprar una bici por 150 euros y dar una vuelta o viajar hacia su trabajo si no dista en más de 5 kilómetros. Sin embargo, si no hay calles transibles, siempre se echará hacia atrás. En Aranjuez, por ejemplo, las vías disponibles destacan por su estupidez y falta de continuidad.
Más inventiva eficiente y menos tonterías.

Bicicletas.

Las dos caras de Navacerrada y la de Cotos un 3 de julio con la bicicleta


¡Se me había olvidado escribir para este blog una entrada sobre mi proeza cicloturista! Imperdonable. El 3 de julio, a un día de irme a París a ver a Springsteen, realicé este rutón de 90 km. que añadía unos 1.000 metros de desnivel de la cara madrileña de Navacerrada, otros 680 por la segoviana y otros 700 del Puerto de Cotos. Es decir, espectacular: http://ridewithgps.com/routes/974319
Eso sí, el vídeo lleva subido en youtube desde el 9 de julio. Aquí podéis ver cómo subía con mi 42×25 y con mis 10.8 kg. de la bici (un sacrilegio para mis piernas).

El Puerto de Navacerrada por Villalba es suave hasta llegar a Navacerrada a unos 1.250 metros. A partir de ahí se halla un continuo sufrir con rampas que rara vez bajan del 6.5% hasta el 10%. Una tortura y encima en los últimos tres kilómetros ves el final y cada vez es más exigente (http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=380)
La bajada hacia La Pradera es muy rápida. El Puerto de Navacerrada por Segovia es brutal a partir de “Las 7 revueltas”. Los últimos 3 kilómetros y medio me resultan interminables con un sol acusador al mediodía y con unas ganas de que termine el sufrimiento… No presenta grandes rampas pero la sensación es brutal (http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=331).
Giro a la izquierda nada más coronar este “primera” y tengo unos 7 kilómetros muy favorables hacia Cotos (llano pero con tendencia tranquilizadora). Desciendo Cotos (un puerto que me conozco bastante bien) y llego hasta la misma Rascafría, lugar donde doy la vuelta y encaro una ascensión a la que entro con el depósito de reserva diezmado. Muchísima sombra, eso sí, pero un dolor constante. El puerto en sí (http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=436) es una tontería (un primera de menor entidad), pero hay dos kilómetros de 4 al 6 que te dejan tocado (y apenas hay un 5%). A 1.400 metros aparece el primer gran descansito y a partir de ahí todo será un 5, 6 ó 7% muy regular hacia arriba. 417 metros ascendidos en 7 kilómetros (es decir, apenas un 6%), pero que hacen mucho daño. Cuando coronas te sientes aliviado, pero al acabar en Navacerrada tendré un 7 kilómetros que presentan algún repechín que rematará al más débil. El último kilómetro antes de llegar a Navacerrada puede presentar un 2-3% hacia arriba y el viento de cara puede hacer el resto. Pero llegué y tan contento.

El Puerto de la Morcuera y el Puerto de Navafría con la bici


Ayer escapé del calor extremo del centro y sur de Madrid yéndome a la sierra. Las partículas de la calima continuaban en el ambiente, pero por suerte pude evitar lo peor que se hallaba en la capital. En Aranjuez, por ejemplo, llegó a haber más de 40 grados. En el Valle del Lozoya, en cambio, 33 (7 menos que se agradecen).
Mi ruta con la bici (para preparar futuras marchas cicloturistas) constaba de unos 96 kilómetros desde Guadalix hasta Rascafría (con dos pasos por esta localidad). Aquí está el enlace: http://ridewithgps.com/routes/1356760. Según indica esto, en menos de 100 kilómetros llegué a los 2.900 metros de desnivel negativo (creo que se pasa un poco, pero estuve por encima de los 2.500). La temperatura osciló entre los 27 de la salida a las 10 horas, los 23 de los puertos y los 32 de la llegada. No tener frío en ninguna coronación me extrañó mucho, pero era normal ya que el clima era abrasador.
– Éste fue el primer puerto, el de la Morcuera:

Qué comentar de uno de los colosos madrileños. La vertiente escogida fue la más dura y larga. Hay un kilómetro en la mitad de la parte dura que se hace pesadísimo. Además, hay que incluir al último km. como muy exigente (y si entra el viento de cara, sin vegetación, aún peor). Lo más empinado viene en los ocho km. previos a la coronación pero se pueden subir bien menos esos dos tramos que he subrayado. Hay zonas de sombra en la mitad de la subida y al final es mejor que el sol no te dé de golpe. Y en los días plomizos y nublados (como el que viví yo) puedes llegar con una ligera insolación. La altitud no es decisiva a la hora de llegar más cansado. Lo que provoca la dureza es el ritmo con el que se suba (no sobrepasé los 11-13 km. por hora, estaba sin chispa), pero lo subí bien. Sólo era el km. 19 cuando coroné.

Morcuera por Miraflores.


Coronación en Morcuera.


– Puerto de Navafría (cara madrileña):
http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=287
La bajada de la Morcuera hacia Rascafría se complica en los últimos 5 kilómetros, pero se hace bien. De Rascafría a Lozoya hay 10 kilómetros de falsos llanos y cuando se llega a Lozoya se gira a izquierda para iniciar el puerto más bello del día. Como se puede comprobar en el gráfico, es larguete (11.5 km.) y sólo hay que reseñar dos kilómetros. Si llegas con fuerzas al descansillo, los últimos tres kilómetros se hacen con la gorra. Así me ocurrió. Es el típico puerto que se sube bien a rueda y en el que se puede seguir un ritmo sin que la pendiente lo rompa continuamente. Por ello, me parece un puerto de primera muy asequible para cualquier cicloturista. Si a eso le añadimos la abundante sombra en 7 de los 11 km., la sensación es más que positiva.

Puerto de Navafría por Lozoya.


– Puerto de Navafría (cara segoviana):
http://www.altimetrias.net/aspbk/verPuerto.asp?id=288
Ideal para acabar una jornada si no tienes fuerzas. Pendientes suaves (del 4 al 6% en los primeros 8 km. con algún descansillo y sombra más copiosa a partir del kilómetro 5). En los últimos tres el asfalto rugoso y la abundante gravilla provoca que ese 6-7 % sea más importante de lo que en realidad parece. Aun así, cuando llegas casi a los 1.800 metros estás fatigado y deseando que comience un descenso más seguro y muy revirado hacia Lozoya.
Cuando alcancé de nuevo Rascafría la temperatura era bastante elevada y lo mejor era guardar la bici y rememorar los 96 km. en 4 horas y 22 minutos a 21.9 km./h. Cicloturismo puro y duro en un miércoles de la Sierra de Madrid.

Puntos de vista sobre La Vuelta


Leo por la mañana del domingo 11 de septiembre (justo el día que termina La Vuelta a España en el centro de Madrid) este artículo publicado por Fernando Llamas en http://www.elmundo.es (http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2011/09/11/ciclismo/1315694485.html). Tras vuestro vistazo oportuno, voy a contestar.

El Giro y La Vuelta se están excediendo en sus recorridos a la hora de crear una espectacularidad mayor para atraer a un espectador que si puede se echa la siesta y pasa olímpicamente de unos hombres montados en una bicicleta. Si hay rampones, los recorridos interesan más. Ha habido por lo menos quince cuestas impresionantes en esta Vuelta y muy pocos sprints. Al final y al cabo se echan de menos las oportunidades para los velocistas porque no existe un equilibrio y la sensación que se produce es que todo el rato están escalando los corredores. El exceso también se paga, y sobre todo en las piernas de los ciclistas. No ha existido una importante concatenación de puertos (menos los días de la Farrapona y del Ancares), pero sí se han recorrido demasiadas pendientes. Tantísima montaña y a veces muy mal distribuida en la misma etapa (como la de la etapa del Ancares o la de Vitoria) no ha hecho más que eliminar del primer puesto a los contrarrelojistas, pero si después de tanta dureza Wiggins y Froome (dos ciclistas que se sienten muy bien con la ‘cabra’) sólo han perdido menos de dos minutos, el resultado significa que ha habido mucha dureza pero muy explosiva, así que con una lógica segunda contrarreloj de 35 kilómetros, ellos dos se habrían disputado la victoria de La Vuelta.

¿Se ha convertido La Vuelta en un campo de supervivencia? Ni tanto ni tan calvo, pero sí es cierto que se recurre más al morbo y al sensacionalismo con algunos recorridos que al dinamismo de la competición. Personalmente, no me he aburrido ni un solo día de la ronda, porque siempre había un momento para la concentración, pero hay que buscar un mayor equilibrio para compensar a todos los participantes.

Nube de etiquetas