Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Entradas etiquetadas como ‘Aranjuez’

La junta de los ríos Tajo y Jarama


Es una pena cómo están los ríos Tajo y Jarama a su paso por Aranjuez. ¿Hay esperanza?

Anuncios

Las formas de las hojas en el Jardín del Príncipe


20140106_172311

20140106_172125

20140106_172129

20140106_172141

20140106_172254

Los Chinescos escondidos (2)


20140106_171900

20140106_171829

Los Chinescos escondidos (1)


20140106_171810

20140106_171800

El cisne negro y los Chinescos


20140106_171637

20140106_171700

20140106_171731

Uno de los rincones más bellos y románticos del jardín del Príncipe es este pequeño lago artificial, de forma irregular, con tres islotes, sobre los cuales nos encontramos con un kiosco de estilo griego, otro de tipo chinesco y un mausoleo de granito egipcio.
El pabellón griego es obra de Juan de Villanueva, con una serie de ocho columnas de orden jónico que sujetan el techo, mientras que el templo chinesco original resultó dañado en la Guerra de la Independencia Española, siendo reconstruido más bien como un kiosco de estilo turco.

20140106_171554

La Casita del Labrador


Durante el siglo XVIII los Reyes de España enriquecieron el Real Sitio de Aranjuez con renovaciones y obras nuevas. Entre las más importantes está el extenso jardín del Príncipe, con sus obras arquitectónicas, como las puertas de acceso al jardín, la fuente de Apolo o el estanque con sus templetes clásico y chinesco, diseñados por Juan de Villanueva, que también edificó el palacete conocido como Casa del Labrador. Aquí se conserva uno de los conjuntos neoclásicos más importantes de Europa.

20140106_165804

20140106_165825

20140106_165928

20140106_165846

Construido por petición de Carlos IV, en este palacete se conserva uno de los conjuntos neoclásicos más importantes de Europa. Trece años duró la obra en la que intervinieron Juan de Villanueva y su ayudante Isidro González Velázquez. En una primera fase de construcción solo se levantó una nave central, hasta que en 1800 se añadieron dos alas al edificio principal.

20140106_165854

20140106_165911

En su interior guarda algunas de las ornamentaciones más bellas de la época: bóvedas al temple, lámparas cristalinas, colgaduras de seda valenciana, lienzos, relojes, bronces, mármoles y soleras de porcelana del Buen Retiro. El encargado de decorar interiormente la Casa del Labrador fue Jean-Démosthène Dugourc. La Sala de Billar, el Salón de Baile o el Salón de María Luisa son algunas de las habitaciones más destacables, aunque todo en este palacio es digno de admirar.

20140106_165921

La clásica del ciclismo para la zona sur de Madrid


Cuando mi amigo Pedro me dice un día antes que “mañana toca clásica” tengo que concienciarme para aguantar una parte de la sur de Madrid en la que los repechos abundan. Ésta es una de las clásicas que se pueden recorrer por la zona de Aranjuez y Morata de Tajuña: http://ridewithgps.com/routes/1728352. En unos 100 kilómetros te vas con unos 1.200-1.500 metros de desnivel acumulado en las piernas y te preguntas cómo has podido subir tanto. Os cuento esta ruta que hicimos el 17 de septiembre en unas 3 horas y media.
– Salimos de Aranjuez y hay unos 10.5 kilómetros llanos hasta un cruce hacia “El Balcón del Tajo”. Es un cuarta categoría: 77 metros de desnivel en 1.8 kilómetros al 4.2% (http://ridewithgps.com/routes/1728454). Para calentar piernas está bien. Lo mejor es que no bajas y tienes falsos llanos continuos con alguna subida de casi un kilómetro hasta el km. 20. Entonces iniciamos la subida al Castillo de Chinchón, que es un cuarta duro o un tercera corto y explosivo (http://ridewithgps.com/routes/1690201).
– Tras pasar por el precioso pueblo de Chinchón, llaneamos y bajamos hacia Belmonte del Tajo y cogemos luego el desvío hacia Valdelaguna. Lo favorable termina en el cruce hacia Villarejo (que no tomamos) y seguimos hacia Valdelaguna. Una cuesta de 2.1 km. al 5% que podría ser un cuarta duro o un tercera muy corto (http://ridewithgps.com/routes/1728487) y con rampones de consideración (más del 12%) que te quita el hipo. Menos mal que iniciamos después una bajada rapidísima y muy cómoda hacia Perales por una carretera espectacular. Alcanzar más de 90 km./h. se puede hacer si te atreves.
– Esta vez no subiremos a Valperales desde Perales de Tajuña, sino desde la entrada 4 a la urbanización (http://39×28.blogia.com/2012/071101-valdeperales-por-entrada-4-altimetria-y-fotos-.php). Es menos dura que la otra (http://39×28.blogia.com/2012/050701-valdeperales-por-perales-de-tajuna-altimetria-y-fotos-.php) y aquí acusas los repechos posteriores a esos 500 metros brutales al 15%. Es un cuarta y las piernas ya escuecen mientras que estás dentro de la urbanización. Bajamos muy rápido por la vertiente que hoy no escogimos y callejeamos por Perales de Tajuña (por aquí se puede iniciar una subida llamada por Pedro “Los Perros” que es larga y tendida, pero hoy no quisimos ir por ahí) y nos metemos a la salida del pueblo en el carril bici de la “Ruta Verde del Tajuña”. Fantástica elección para rodar por una vía roja en la que sorteamos muchos falsos llanos.
– Cuando llegamos a Morata las piernas van muy cansadas y encima empieza otro rampón espectacular: el Pico del Águila por la cantera (http://39×28.blogia.com/2012/022801-pico-del-aguila-por-la-cantera-altimetria-y-fotos-.php). Dos kilómetros a más del 7% pero con tramos del 13% (o más, quizás). Casi nadie circula por aquí, algo buenísimo para este cuarta categoría. El descenso lo hacemos por la subida tradicional al Pico del Águila y que yo ascendí en la Marcha de Contador en mayo.
– Tras regresar a Morata y coger algo de agua, no vamos hacia Frascuelo, donde hay una subida de un kilómetro (como sí aparece en el mapa porque se puso cabezona la aplicación y me tiró por ahí) sino que seguimos por la M-313 hasta el cruce que lleva a Chinchón. En el 67 comenzamos “Las Curvas de Chinchón” que 39×28 también diseccionó (http://39×28.blogia.com/2012/021101-chinchon-por-m-311-altimetria-y-fotos-.php). Dos partes divididas por un falso llano y una bajada. Siempre entre el 4 y el 6%. Aquí se puede montar una escabechina a partir de la gasolinera y de la rotonda. En Chinchón terminamos este tercera (el más largo de la jornada con unos 7 kilómetros y una pendiente disminuida por el tramo intermedio) y avanzamos hacia Aranjuez por una carretera repetida respecto al inicio de la jornada. Hay dos repechos que quitan el ritmo y ahí las piernas están doloridas.
– Al cruzar Villaconejos el terreno es o en ligera bajada o en llano por la vega del Tajo. Unos 96 km. y unos 1.300 metros de desnivel. Se puede endurecer más, obviamente, y las claves siempre son pasar por Morata, Perales y Valdelaguna. Ahí hay espectáculo asegurado en tus piernas de cicloturista.

Nube de etiquetas