Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Archivo para la Categoría "Viajes y andanzas"

La junta de los ríos Tajo y Jarama


Es una pena cómo están los ríos Tajo y Jarama a su paso por Aranjuez. ¿Hay esperanza?

Anuncios

Las formas de las hojas en el Jardín del Príncipe


20140106_172311

20140106_172125

20140106_172129

20140106_172141

20140106_172254

Los Chinescos escondidos (2)


20140106_171900

20140106_171829

Los Chinescos escondidos (1)


20140106_171810

20140106_171800

El cisne negro y los Chinescos


20140106_171637

20140106_171700

20140106_171731

Uno de los rincones más bellos y románticos del jardín del Príncipe es este pequeño lago artificial, de forma irregular, con tres islotes, sobre los cuales nos encontramos con un kiosco de estilo griego, otro de tipo chinesco y un mausoleo de granito egipcio.
El pabellón griego es obra de Juan de Villanueva, con una serie de ocho columnas de orden jónico que sujetan el techo, mientras que el templo chinesco original resultó dañado en la Guerra de la Independencia Española, siendo reconstruido más bien como un kiosco de estilo turco.

20140106_171554

Aranjuez monumental (2)


Más imágenes del Jardín de la Isla.
20140106_122156

20140106_121237

20140106_121321

La Casita del Labrador


Durante el siglo XVIII los Reyes de España enriquecieron el Real Sitio de Aranjuez con renovaciones y obras nuevas. Entre las más importantes está el extenso jardín del Príncipe, con sus obras arquitectónicas, como las puertas de acceso al jardín, la fuente de Apolo o el estanque con sus templetes clásico y chinesco, diseñados por Juan de Villanueva, que también edificó el palacete conocido como Casa del Labrador. Aquí se conserva uno de los conjuntos neoclásicos más importantes de Europa.

20140106_165804

20140106_165825

20140106_165928

20140106_165846

Construido por petición de Carlos IV, en este palacete se conserva uno de los conjuntos neoclásicos más importantes de Europa. Trece años duró la obra en la que intervinieron Juan de Villanueva y su ayudante Isidro González Velázquez. En una primera fase de construcción solo se levantó una nave central, hasta que en 1800 se añadieron dos alas al edificio principal.

20140106_165854

20140106_165911

En su interior guarda algunas de las ornamentaciones más bellas de la época: bóvedas al temple, lámparas cristalinas, colgaduras de seda valenciana, lienzos, relojes, bronces, mármoles y soleras de porcelana del Buen Retiro. El encargado de decorar interiormente la Casa del Labrador fue Jean-Démosthène Dugourc. La Sala de Billar, el Salón de Baile o el Salón de María Luisa son algunas de las habitaciones más destacables, aunque todo en este palacio es digno de admirar.

20140106_165921

Nube de etiquetas