Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


“Muchas gracias por todo. Gracias a cómo lo habéis hecho mi hija se ha aficionado al deporte”. Es bonito escuchar esto, no hay duda. Pero la mayor parte de las veces solo escuchas silencio y eso no es ni bueno ni malo, no hay que esperar la palmada en la espalda todo el rato.

Lo peor es cuando te preocupas por la gente y a la mínima que pueden para hacerse los graciosos o importantes te tiran el castillo que habías construido con tu trabajo. Entonces lo mejor es ser listo y pensar que si uno se sigue esforzando esas palabras quedarán en la nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: