Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


¿Cuántas veces un cicloturista o ciclista ha leído o escuchado que para comenzar una pretemporada con la bici es muy importante que en los primeros días use el plato pequeño en vez del grande? Ir a mil revoluciones y con una cadencia de la leche ha sido la recomendación más empleada por numerosos entendidos en el pasado. Así hice cuando yo era infantil y cadete. Plato pequeño y piñones bastante grandes. Molinillo exagerado en el llano y un menor control de la bicicleta. No recuerdo muy bien cómo me afectó con 13 ó 15 años, pero sí recuerdo el dolor de cuádriceps en los primeros días de 2011.
Llevo dos días de pretemporada para 2013 y tras leer un artículo en CICLISMO A FONDO sobre los mitos para cicloturistas, comprobé que lo del plato pequeño era una mentira exagerada. Voy más a gusto y más rápido con un 50×20 que con un 34×13 ó 34×14. Y no se nota a peor esa elección a nivel muscular. Por ello, ahora puedo completar mejores sesiones en llano durante mis primeras intentonas invernales que antaño.
Con esta anécdota/aprendizaje quiero reflejar que en la mayor parte de las disciplinas se avanza con el conocimiento o con la práctica y que lo que antes era un credo ahora no es más que paja mojada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: