Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


Alfonso Rojo: “Twitter es un acto de vanidad. ¡Cómo te van a seguir 150.000 personas! ¡Ni en las procesiones de Semana Santa!” Este periodista, al cual suelo escuchar, esté o no de acuerdo con él, expresó esto en el programa LA NUBE de La2.
Yo ahora me hallo cerca de los 1.000 seguidores de Twitter. Seguramente sean pocos comparados con otras personas de mi rango, pero desde hace tiempo he intentado que aquél que me siga realmente quiera saber algo de mis gustos. Habría sido fácil centrarse únicamente en temas que otorgasen una mayor popularidad, pero uno es lo que es y como decía un personaje en la película “DELITOS Y FALTAS” de Woody Allen: “A uno le definen las decisiones que toma”.
Ahora bien, ¿de qué sirve llegar a tantos seguidores? ¿Realmente se mide la influencia de una persona por el número de seguidores? Pensaba que sí, pero lo relativizo. No hace falta contar con 100.000 seguidores para resultar relevante. ¿Acaso no hay protagonistas sin Twitter ni Facebook?
El Twitter genera en nosotros un estadio muy parecido al del Whatsapp (https://carlosvelasco.wordpress.com/2012/07/25/el-whatsapp-y-la-locura-de-la-inmediatez/)y favorece el meternos en líos. Un comentario público que no debes plantear, mencionar a alguien para criticarle, dar demasiado bombo a personas que no lo quieren o necesitan… Sin embargo, el Twitter es una herramienta periodística excepcional. No concibo a un periodista que no se informe por este medio. Lo malo es que a veces también te pueden atacar a través de Twitter. Uno mismo se expone a todo tipo de lindezas y problemas.
Hace unos meses debatía con un detractor de Twitter sobre si era un medio de comunicación. Respondí que por supuesto. No es una empresa de comunicación, pero sí es un método eficaz y rápido para interrelacionarnos. ¿Hacia qué derivará el Twitter? Quién lo sabe. Por el momento plataformas como Sulia lo combinan con el Facebook y aglutinan las redes sociales más utilizadas.
¿Era más feliz o menos cuando Twitter no existía? Sin aspavientos, quizás diría que más porque no tenía la necesidad de estar informado cada segundo; con contar con información cada minuto me bastaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: