Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


El ser humano ha ido adaptándose a los cambios del ecosistema y a sus propias variaciones sociales. Una de las más recientes en los últimos diez años ha sido la de poseer un móvil con cobertura en más del 95% del territorio habitable de nuestro entorno.
Las consecuencias de la extrema necesidad del móvil (desmesurada) ha provocado que aparezca la enfermedad de la nomofobia, es decir, el miedo irracional a salir de casa sin móvil o a quedarse sin batería (http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/06/08/neurociencia/1339151592.html).
No deja de sorprender que hayamos llegado hasta tales extremos, pero la verdad es que nos costaría apagar durante una semana el móvil. Yo cuando llego a casa de trabajar lo aparco en la cocina y me voy a mi habitación. Pues bien, si alguien me llama al teléfono y no contesto a la primera me preguntará: “¿Dónde tienes el móvil? ¿Es que no puedes tenerlo al lado? Imagina que me ha pasado algo y necesito tu ayuda”. Esto no es nuevo, pero es imprescindible percatarnos de que está mal visto no tener el móvil al lado de uno mismo. Menos mal que no hay una correlación entre cercanía del móvil y cáncer, que si no iríamos protegidos en verano con una capa extra para poder contestar cuanto antes a los emisores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: