Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


Vivimos en tiempos de absoluta avaricia hasta 2007. Cualquier piso se compraba. En los cerros que resguardaban a Aranjuez se creó ‘La ciudad de las artes’. ¡Qué precioso nombre! Realmente todo se trataba en urbanizar un terreno desértico (aunque poseía un cierto encanto por su sequedad e inhóspita fachada). El llamado ‘progreso’ se basó en modificar esa zona y en convertirla en habitable. Sin embargo, no todo se pudo acometer y en esta imagen podemos ver una carretera que se dirige cuesta abajo hacia una tierra aún por moldear y asfaltar.

El final de una carretera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: