Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


Al fondo, brillante, podemos vislumbrar un edificio de la Plaza de Oriente de Madrid. La luz corresponde a las 17 horas más o menos de una tarde soleada de noviembre. Más o menos de la mitad de la imagen hacia arriba todo es resplandeciente. Lo elevado nos llama la atención. La parte inferior es oscura, borrosa, indefinida, sin atención. Lo mundano es un continuo sinfín de elementos sin conformarse que no se perciben con claridad.

Lo mundano y lo elevado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: