Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


Recientemente La Otra (la segunda cadena de Telemadrid) decidió desempolvar la caja metálica que contiene las versiones (del productor y del director) y el documental de la película que más me impresionó nunca: BLADE RUNNER.
La primera vez que la vi fue tras grabar el programa de José Luis Garci de LA2 allá por 1996 más o menos. Recuerdo cómo la revisé una y otra vez, rebobinando la cinta de vídeo y comprobando no sólo el contenido sino también la tertulia.
Fue una obra muy repudiada en 1982, año en la que se estrenó, y 30 años después es un mito, un hito, algo casi insuperable. El monólogo final, la música de Vangelis, la interpretación introspectiva de Harrison Ford, los gestos pálidos de Sean Young, la excelente escenografía, la atmósfera vaporizada, los incesantes problemas para financiar la película y lo largo que se hizo el rodaje (incluso la paloma que vuela al final nos ofreció las primeras imágenes de un amanecer que nunca debió existir), las imágenes finales de escenas cortadas de EL RESPLANDOR, la ambigüedad de su desenlace, la antipatía que generó el sublime director Ridley Scott durante la producción… Son tantos los detalles que habría que resaltar… Yo tengo la caja metálica con 5 dvds, la banda sonora extendida con 14 temas y el libro (que apareció publicado con la revista QUO en España).
No me gusta verla cada mes ni cada seis meses. Prefiero retomarla cada año o más. Pretendo mantener la memoria sin uso para captar toda su magia en cada ocasión. Ridley Scott, además, me atrapó también con su anterior obra maestra (las dos únicas que ha realizado), que tiene como nombre ALIEN. Me imagino que muchos de vosotros tendréis como películas de cabecera a estas dos (unos las colocaréis en un orden determinado y otros en otro), pero me gustaría subrayar que no ha envejecido bien. No sólo porque en 2019 en Los Ángeles no habrá tal paisaje, sino porque los interiores (inertes, oscuros, desprovistos de vida) ya no se asemejan a los que vemos cada día. Aun así, es un milagro del Séptimo Arte que los aficionados hayan reaccionado mejor con el paso del tiempo que en su día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: