Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

¿EBA o no EBA?


Realmente este comentario que realizaré versa sobre las oportunidades y sobre los riesgos en la vida, es decir, sobre lo que uno está dispuesto a poner en entredicho cuando lo que cuenta es la ilusión y el progreso individual.

Hace una semana me propusieron dirigir un equipo EBA a 82 kilómetros de mi domicilio. La EBA, para los menos entendidos, es la cuarta categoría del baloncesto español y es la primera en la que se empieza a viajar a Canarias y a Castilla La Mancha (lo digo porque hasta 1ª Nacional, que es donde yo he estado, sólo compites en tu región).

Yo estimaba profundamente al club en el que estaba hasta ese momento, La Paz de Parla, y se me entrecruzaron los pensamientos:

– El equipo EBA es una súper-oportunidad de las que pasan sólo una vez en la vida.

– En La Paz estás muy a gusto y debes mejorar para poder superar escalones poco a poco. Todo llegará.

Hay múltiples visiones sobre el concepto “oportunidad”: desde la que la define como momento único o desde la que la describe como posibilidad que se vuelve a repetir.

La ilusión me llevó a decantarme durante unas horas por la opción EBA, pero tras ese período me dije:  ‘Los que me han ofrecido el equipo EBA son unas personas a las que debo guardar un gran aprecio de por vida. Sin embargo, en estos momentos se debe progresar desde lo que uno tiene y confiar en los que te han llevado hasta este punto de tu vida’.

Por ello, me voy a quedar en Parla y vamos a hacer un equipo lo más competitivo posible para aspirar a lo máximo (si se puede ascender, se ascenderá). He aprendido que un equipo normalito (como Getafe esta campaña recién terminada) puede superar los escollos más complicados si trabaja con dedicación cada día y si hay ganas de morder en sus jugadores.

Si he tenido una oportunidad de llegar a ser entrenador EBA durante unas horas con mi nivel ‘x’, voy a ganarme esta temporada próxima un nivel de ‘x+y’ para poder ser mejor y hacer mejor a los de mi entorno. Si me lo merezco, el destino me brindará una nueva oportunidad. Si no me lo merezco, jamás llegará y se podrá decir que ese ofrecimiento en 2011 no fue nada más que una coincidencia astrológica (estar en el sitio oportuno en el momento adecuado). Sea como fuere, voy  a trabajar duro para que el futuro depare a mi entorno las mejores cosechas.

¿Qué seguridad tengo de que lo que he dicho es correcto? Respondo esto con otra pregunta: ¿quién sabe algo con certeza? Y remato con esta entrada del 8 de junio:  “cuanto más trabajo, más suerte tengo”.
(https://carlosvelasco.wordpress.com/2011/06/08/cuanto-mas-trabajo-mas-suerte-tengo/)

Anuncios

Comentarios en: "¿EBA o no EBA?" (1)

  1. Viajar los fines de semana es un latazo, mejor vivir tranquilo ya tendras tiempo de complicarse la existencia.
    Quien sabe con la reduccion de gastos del Real Madrid a lo mejor te ofrecen ser entrenador….
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: