Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


Cuando un equipo es inferior se nota en dos apartados por lo menos:

– Rotación menos amplia.

– Incapacidad de castigar al rival superior y acumulación de pérdidas tontas de balón cuando más duelen.

Eso le ocurrió al Bilbao contra un Barcelona muy sólido en la final de la ACB. El 3-0 habla muy bien del equipo de Xavi Pascual, pero sobre todo, ejemplifica algo que me parece casi imposible: cambiar a 12 jugadores. Algunos me dicen: “¡claro, con esos yo también puedo rotar a 12!” Sí, todo muy bonito, pero intentadlo. Veréis cómo el cabecilla os echa mala cara y cómo el duodécimo en minutos se acuerda de ti varias veces cada tarde cuando recuerda cómo le “tratas”.

El Bilbao necesita un base suplente mejor, gente por dentro de verdad (no Mavroeidis, que ha hecho un buen trabajo, pero que es muy limitado en ataque) y un guerrero más completo que Chris Warren. Con eso, en la Euroliga podrá aspirar a entrar en el Top 16. Gran temporada de Katsikaris.

El Barcelona tendrá que renovar a media plantilla, pero cuando uno es pionero o líder, las soluciones se muestran más sencillas. Enhorabuena Barcelona. Será una pena que Ricky no siga jugando en la ACB para irse a una aburrida NBA, pero el dinero y el glamour son lo importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: