Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?


Qué duro es ser cicloturista cuando empiezas. Llevo unos 1.500 kilómetros este año (pocos) y empecé en marzo. Desde entonces he subido los puertos de La Hiruela, Campadales, La Puebla, de Navafría, de Canencia y de Morcuera todos por ambas caras y el de Cotos por su única opción. Es maravilloso ir a la Sierra de Madrid para circular entre montañas, pinos, rebollos, prados, vacas, caballos y demás elementos. El lunes 13 de junio aproveché uno de los primeros días de calor severo de 2011 e hice una escabechina demasiado dura para mi capacidad, pero lo conseguí. Ésta era la ruta:

Ruta del 13 de junio por la SierraEl Puerto de la Morcuera no lo iniciamos a las 10:55 horas mi amigo Pedro y yo desde Miraflores de la Sierra, sino que escogimos la ruta más dura: la que se comienza en Guadalix de la Sierra, que tiene unos 14 kilómetros de ascensión real y se pasa de los 900 metros hasta los 1.796 m. La pendiente desde Miraflores es mayor (no en vano estamos hablando de un primera categoría) y hay unos 3 kilómetros donde se agarra la bicicleta. Yo llevaba desde el año 2000 sin subir Morcuera. Tenía unas ganas…

Bajamos por la cara Norte u Oeste (como se quiera decir) de la Morcuera. Es un descenso cómodo en los 5 kilómetros iniciales pero luego se complica y hay que atravesar varias herraduras. El calor se hace notar cuando llegamos a Rascafría, ciudad bonita que se magnifica con el Monasterio de El Paular y el verdor constante al final del valle del Lozoya. Vamos hacia el Puerto de Cotos (un segunda según La Vuelta en la mayor parte de las ocasiones, pero un primera de libro para mí). Son 14 kilómetros que se vuelven agrestes desde el 7º de la subida. La pendiente no es muy elevada (no más del 8% y no menos del 5% en el tramo más duro), pero mis piernas iban fatal y sufrí para llegar a los 1.830 metros. En ese momento habíamos completado el kilómetro 49 del gráfico.

Dimos la vuelta totalmente y regresamos por donde habíamos venido. Gracias a un avituallamiento de agua, Coca Cola y un bollo en Rascafría pude iniciar (cuando el cronómetro indicaba que habíamos pedaleado durante más de 2 horas y media) el Puerto de la Morcuera por la cara que habíamos bajado. En la Vuelta a España siempre se le ha catalogado como un segunda, pero otra vez tengo que decir que es un primera que cuesta mucho subirlo en los primeros 5-6 kilómetros. El calor fue asfixiante en los primeros compases (más de 25 grados), pero en la cima apenas había 18-20 grados. Los últimos 4 kilómetros son bastante menos exigentes y por ello pude coronar sin echar el bazo. El descenso (muy rápido) hasta Guadalix de la Sierra fue fantástico y alcanzamos una velocidad de casi 65 kilómetros por hora (para lo miedoso que soy, no está mal). 4 horas y 28 minutos y 21.7 kilómetros por hora. No es para estar orgulloso por la calidad, pero sí estoy encantado por haber completado un reto personal con la bicicleta. En próximas fechas se intentará subir con mejor cadencia y con menos problemas físicos. He aquí la muestra de mis coronaciones.

En el Puerto de Cotos

En el Puerto de Cotos

 

En el Puerto de la Morcuera en la segunda ascensión

En el Puerto de la Morcuera en la segunda ascensión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: