Un blog sobre política, deportes, viajes, cultura, sociedad… ¿Algo más?

Archivo para marzo, 2011

Cuando uno no puede o no hace lo que debe


El mundo de los entrenadores es muy complicado porque todo es opinable y el que se pone la corbata que le atosiga el cuello es sólo uno en cada equipo. Luis Casimiro ha sido el artífice de la gran temporada del Estudiantes hasta ahora (14-13 en la ACB y cuartos de final de la Eurocopa) con una plantilla más que justita. Pero ha habido un problema: en el día ‘d’ y a la hora clave, no se ha producido el paso adelante que siempre quiere dar un equipo que aspira a lo máximo con lo mínimo.

En el encuentro contra el Cedevita de vuelta de los cuartos de final en Vistalegre tenía que ganar por 10 o más al cuadro de Petrovic. ¿Imposible? Complicado. ¿Por qué? Dos interiores con caché esta temporada, Clark y Gabriel, estaban cojos por una de sus rodillas y no podían moverse más que para ir a por el coche y sentarse. ¿Mala suerte? Total. Demasiado hacían. ¿Caner-Medley y Asselin contrarrestaron eso? No, por lo que los del equipo croata no hicieron más que castigar al débil juego interior estudiantil con bloqueos directos y 1×1 agresivos hacia el aro.

¿Lo arregló Casimiro? No. Sólo dos ataques (creí contar) en zona. El Cedevita era un equipo muy triplista, pero ante la tremenda desventaja interior, ¿no era mejor una zona? Otro detalle: ¿con Gabriel muy lento para qué presionar a toda la pista en los últimos 5 minutos? El Cedevita rompió siempre una presión que sólo se podría haber completado con cuatro muy pequeños y con Caner-Medley de falso ‘cinco’. ¿Resultado? Si ya era imposible ganar al Cedevita, se perdió por 9. Aun así, temporada de ‘chapeau’ para Luis Casimiro con un plantel de tres fichajes para tirarse de los pelos (Asselin, Welsch y Ellis durante gran parte de la campaña).

Anuncios

¿El Real Madrid sentenciará en Valencia y llegará a la Final Four?


Un comentario que hay que releer


Que quede claro que todo lo que escribís está genial, pero como los comentarios de mi blog aparecen totalmente tapados y hay que pinchar primero sobre ellos para poder visualizarlos, os dejo aquí la respuesta de Alberto Pacheco, el experto en preparación física que os mencioné en la anterior subida, para que leáis un tema muy interesante sobre cómo no hacer el bestia si a uno le gusta practicar un deporte:

“Gracias por nombrarme en el Blog Carlos. Respecto a la preparación física no tengo la verdad absoluta ni mucho menos ya que tengo muy poca experiencia pero voy a dejar mi opinión sobre la importancia de la progresividad del entrenamiento. En deporte en general es fundamental realizar un programa de fuerza básica si no has hecho fuerza nunca o llevas mucho tiempo sin realizar cualquier práctica deportiva. Posteriormente realizaría una base de fuerza máxima para preparar a los músculos ante cualquier situación límite en el ejercicio. Por ejemplo una subida de un puerto en ciclismo o un sprint o un mate en baloncesto. Por último realizaría en el caso del ciclismo fuerza resistencia con asiduidad y en el caso del baloncesto fuerza explosiva, resistencia a la fuerza explosiva incluso hipertrofía muscular. En los últimos años las investigaciones científicas llegadas de Estados Unidos reflejan la gran importancia de un buen trabajo de fuerza tanto para prepararme ante cualquier deporte como para la prevención de lesiones. Esta es mi humilde opinión y siempre hay que estar alerta sobre los nuevos estudios sobre la preparación física pero yo recomiendo dar la misma importancia al trabajo de fuerza como al realizar muchos kilómetros en la bicicleta o al trabajo de cancha en baloncesto.
Un saludo a todos”.

Dio gusto ver jugar al Real Madrid ayer


Para celebrar el récord de visitas a mi blog del martes 29 de marzo, hablaré sobre el logro del Real Madrid en La Fonteta, síntoma claro de que los componentes de la plantilla han conseguido una mentalización de campeones.

Cuando escribí el 1-3 en contra del Real Madrid en GIGANTES, el equipo de Molin era favorito por presupuesto y plantilla, pero estaba en un proceso extremo (dimisión de su entrenador). El Valencia llegaba sin Claver, pero con una dureza interior extraordinaria. Sin embargo, la lesión de Augustine equilibró aún más las fuerzas por dentro, ya que por fuera en principio el cuadro blanco era muy superior (un base y David Navarro como apagafuegos en el puesto de escolta). La gran diferencia para apostar por el Valencia era que contaba con un inmenso entrenador, un factor más que relevante a estas alturas de la película. Da igual, era un pronóstico y tenía un 83% de posibilidades de equivocarme.

Molin dirigió muy mal el segundo encuentro, sobre todo a la hora de efectuar los cambios en la segunda parte. Ayer lo que pidió fueron huevos y más huevos a sus pupilos cuando el Valencia se les escapaba (51-43, no nos olvidemos).

Entonces, surgió el Suárez más imprevisible y el juego más colectivo posible de los de Molin. Su defensa creció exponencialmente y los pases llegaron a un Fischer que sólo destaca cuando sus compañeros le quieren entregar el balón para que finalice las jugadas. Sea como fuere, el Real Madrid está con 1-2, pero no hay que dar por muerto al Valencia. ¿Saldrá el jueves el Madrid de Siena o de Valencia, o el que se deja llevar como ante el Gran Canaria el sábado pasado?

Lo bestias que podemos ser los incautos


Saber un poco de mucho está bien. Saber mucho de bastante está genial. Saber mucho de mucho es lo ideal. Yo como muy bien me situaría en el primer grupo y por ello en repetidas circunstancias me creo en la posesión de la verdad o dentro del grupo de la erudición. Por ello, al conocer dos detalles sobre la preparación física del ciclismo (no meter el plato grande hasta un mes después de iniciarse y no empezar con subidas muy exigentes en las primeras semanas) pensé que ya podía “surcar” las carreteras del sur de Madrid con total tranquilidad.

La primera consecuencia ha sido una sobrecarga en el cuádriceps derecho después de meterme 76 kilómetros en una montaña rusa por el entorno de Aranjuez (cuando lo recomendable sería no superar los 45-50 y en llano). Además, como me notaba que en plano iba deprisa y con energía, aposté por un desarrollo más duro y mis piernas han terminado yendo… a peor.

Cuando conversé sobre este tema con un seguidor de este blog, estudiante de preparación física y jugador de mi equipo en Parla, Alberto Pacheco, enseguida me dijo que había subestimado el entrenamiento previo de mis cuádriceps para que adquiriesen fuerza. Es cierto. Me recomendó una serie de estiramientos y ejercicios para mitigar mi despropósito y por suerte (de que él está en mi equipo) espero que no me tengan que vendar el muslo derecho durante un tiempo.

Con esto os quiero argumentar que es muy importante enterarnos bien los diversos puntos de nuestras aficiones (desde cómo cambiar la cámara de una bici a cómo entrenarse en el primer mes, por ejemplo). Si no, seremos como los bañistas que van a la playa de Rodas de las Cíes por primera vez: tomatitos cuando tomen el barco de vuelta. ¿A que habéis deducido que yo me quemé también?

La presión interna de un club


Es increíble lo que se vive en los equipos de elite. Hace unas semanas escribí en GIGANTES (concretamente en el número 1323) que la situación de la marcha de Messina del Real Madrid había venido provocada por una concatenación de hechos complicados en el seno del club. La presión interna de las entidades deportivas puede casi siempre destruir el trabajo de los técnicos y de los jugadores porque tener la mosca tras la oreja es la práctica habitual.

Hoy he leído con profundidad las dos versiones del contexto del Alcázar de San Juan que juega en la segunda división del baloncesto español. Su entrenador, Xavi García, comenta que le “indujeron” a dimitir los responsables del club, mientras que éstos últimos argumentaron que era incierto. Lo único real es que en vez de aunar las fuerzas los directivos, el entrenador y los jugadores, se hallan con 10-21 a 3 partidos del final y su salvación está más que complicada (penúltimos).

¿Así se puede trabajar? Los egos de los que quieren sobresalir siempre por encima de los que realmente pueden cambiar la dinámica machacan a los equipos y los pudren. No permitir el desarrollo normal de un grupo humano es lo peor que puede ocurrir. Lo que está claro es que desde que Javier Juárez llegó a un acuerdo con el club para abandonar el puesto de primer entrenador, Alcázar no ha hecho más que ir hacia abajo. ¿Significativo? ¿Para qué crear un entorno tenso? ¿De qué ha servido no apostar a muerte por Javier Juárez? Que tenga suerte Xavi García, porque, oído lo oído y leído lo leído, lo tendrá difícil.

U2, te toca


Cuando escribo o pienso sobre U2, no me queda más que recordar la década de los 80 y el principio de los 90. Años gloriosos ensombrecidos por una extrema sequía y una grandilocuencia no siempre bien llevada. He conocido en mi vida ‘U2sistas’ a los que les gusta hasta el eructo de Bono cuando come, seguidores que sólo se acuerdan de vez en cuando de U2 y otros que sólo quieren escuchar algunas canciones. De todos ellos he extraído conclusiones y son éstas:

– Primera etapa: Desde ‘Boy’ a ‘War’ (y un poquito en ‘The unforgettable fire’) este grupo fue una maravilla. ¿Por qué? Canciones directas, con fuerza, con un Bono chillón pero con una voz muy buena, con un The Edge en plena forma y sacando muy buenos ‘riffs’, un bajo esplendoroso de Adam Clayton y un portentoso Larry Mullen Jr. De vez en cuando es muy bueno escuchar esta etapa para concienciarse de que U2 ya llegó a las masas desde bien pronto.

– Segunda etapa: Desde ‘The unforgettable fire’ hasta ‘Rattle & Hum’ Brian Eno y Daniel Lanois colocaron a U2 en el estrellato. Máxima capacidad creativa y vuelta de tuerca después de sus inicios ‘punkies’. ‘The Joshua Tree’ es una obra maestra (¿hay alguna canción mala o menos redonda aunque las tres primeras no se puedan mejorar?) y las otras dos obras reflejan el poder, la ternura y la magnificiencia de U2. Se escucha cada vez menos el bajo y Bono se halla en su punto álgido en cuanto a la voz.

– Tercera etapa: Los discos de ‘Achtung Baby’ y ‘Zooropa’. El primero es una apuesta tan arriesgada que asombró a los aficionados cuando en 1991 pusieron el cd o el vinilo en el reproductor de música y percibieron el golpe saturado de The Edge a su guitarra en ‘Zoo Station’. Hay grandes éxitos y joyas olvidadas como ‘Acrobat’. Respecto a Zooropa, decir que combina momentos mágicos (la canción homónima o ‘Lemon’) con una rallada (‘Daddy is gonna pay for your crashed car’). Aun así, mantiene el afán innovador y alternativo. ¿Alguien duda que U2 revolucionó la música con estos dos lanzamientos?

– Cuarta etapa: Indefinición desde 1997 hasta nuestros días. Ni un sólo disco redondo y ‘pedradas’ como llamaríamos los amantes del baloncesto a los tiros que rompen el tablero. El mejor instante de este período de 14 años fue ‘All that you can’t leave behind’, tanto en la gira como en el estudio. Sencillez, temas muy buenos y mejora paulatina de la voz de Bono tras destruirse en el Popmart de 1997-1998. ¿Las otras intentonas en estudio? ‘Pop’ es como poco ‘irregular’, ‘How to dismantle an atomic bomb’ tiene tres canciones que desmerecen a U2 (de la 7ª a la 9ª) y el último desastre se llama ‘No line on the horizon’ en el que los irlandeses prueban con mezclar todas sus tendencias previas para al final quedarse en nada de la 6ª canción en adelante (exceptuando ‘Breathe’). Exigencia escasa de unos músicos que se tiran más tiempo remezclando de lo normal para producir temas que no pasarán a la historia de su discografía (salvo ‘City of blinding lights’ y ‘Beautiful day’).

– La quinta etapa será la de su fin como grupo de calidad. El próximo disco será una amalgama de repeticiones del ‘No line on the horizon’ y de experimentos raros para contentar a los más anti-80 (que puedo decir que hay muchos entre los aficionados de U2). Ojalá me equivoque, pero las canciones que tocaron en 2010 en su mastodóntico pero insípida gira del U2360 no eran nada del otro (salvo ‘Mercy’ y la arruinaron si la comparamos con la versión de 2004).

En definitiva, ésta es mi opinión sobre la mejor banda de pop-rock que ha existido desde 1983 (empiezo en ‘War’ hasta ahora). ¿Estoy muy alejado de vuestras ideas?

Nube de etiquetas